Una pareja adelgaza 240 kilos entre ambos y explica sus tres trucos para lograrlo – El Confidencial

0 Shares
0
0
0

Perder peso es uno de los sueños de millones de personas en todo el mundo. Pero ese objetivo, en ocasiones, no es una lucha individual contra la báscula, sino que se convierte en una pelea para derrotar a un enemigo común. Es lo que le ha sucedido a Brittany y Dwight Neff, una pareja norteamericana que han hecho frente común para adelgazar, entre ambos, 240 kilos.

Brittany Neff fue una vez una comedora emocional: usaba la comida para todo, tanto las buenas como las mañas noticias, lo que la llevó a engordar mucho más de lo necesario. Pero llegó un momento en el que decidió plantarse y se propuso adelgazar: lo consiguió y en dos años fue capaz de perder 152 kilos (de los 232 a 80) y volver a ser la persona que era.

Su marido Dwight también había tenido una relación muy extraña con la comida: su familia era dueña de una pizzería y había tenido problemas para mantenerse alejado de los fogones. Pero creció y decidió adelgazar, pasando de los 180 a los 90 kilos de peso gracias al apoyo de su mujer. Porque, tras su éxito, ella se convirtió en su entrenadora personal.

Adelgazar en pareja

Cuando Britanny logró su objetivo de tener el peso que siempre había soñado decidió convertirse en entrenadora personal. Reconoce a Today que “en los últimos cuatro años, he trabajado mucho para establecer hábitos saludables, ya sea con la comida, la mente o el deporte, gracias a lo cual he conseguido lo que hoy en día es mi realidad actual”.

Britanny consiguió adelgazar recibiendo el asesoramiento de entrenadores personales para instaurar hábitos de vida saludables en su día a día. Ahora, sigue comiendo seis veces al día y haciendo deporte entre tres y cuatro veces a la semana en los que combina entrenamientos de fuerza con ejercicios de cardio.

El último paso que dio fue enfrentarse al exceso de piel que había acumulado después de adelgazar de manera tan impresionante. Por eso, decidió someterse a una operación para eliminar la piel sobrante, lo que le permitió dejar otros seis kilos de peso. Fue en enero de 2019 y en junio de ese mismo año conoció al que hoy es su marido, Dwight.

Brittany fue la primera en perder peso y, después de lograrlo, ayudó a su marido a seguir su propio proceso de adelgazamiento

Ella había conseguido perder el peso que le sobraba, pero su pareja necesitaba ayuda, ya que había intentado adelgazar anteriormente, pero sin conseguirlo. Así que no se lo pensó y le ayudó, algo que Dwight no olvida: “Esta vez no iba a ser ‘perder peso y recuperarlo’, sino que me he convertido en una persona sana en lugar de solo hacer dieta”.

Trucos para adelgazar

El joven, que tiene 34 años y trabaja en el sector de la imprenta, señala que la ayuda de su mujer fue imprescindible: “Tener a esa persona allí que conoce lo que has pasado y sabe exactamente cómo te sientes, eso ayuda a normalizarlo todo. Puedo estar abierto al cien por cien con ella… llegando al siguiente nivel de comunicación y apoyo: simplemente, todo fluye muy bien”.

El cambio de Brittany ha sido impresionante: 240 kilos de diferencia (Foto: Instagram)
El cambio de Brittany ha sido impresionante: 240 kilos de diferencia (Foto: Instagram)

El objetivo de los dos para el futuro es viajar y formar una familia, pero no se olvidan cómo han conseguido llegar hasta aquí. Por eso, resumen su viaje en tres trucos para adelgazar. El primero es “abordar la salud mental“; es decir, no se trata de comer sano y hacer deporte, sino también de pensar de manera equilibrada y establecer hábitos saludables para el día a día.

El segundo consejo es encontrar un apoyo en el proceso. No estar solo es vital para ayudar a mantener la pérdida de peso y lidiar con todo tipo de problemas y estrés: al sentir que se tiene ayuda de las personas más cercanas se crea un “sentido de comunidad” que ayuda a que el proceso de adelgazamiento sea completo. Es una ayuda más para conseguir el objetivo fijado.

Por último, ambos coinciden en asegurar que lo importante es “descubrir por qué“. Dwight ha explicado que quería perder peso por su padre: se encontraba enfermo y quería estar seguro de que, en su ausencia, su hijo estaría bien. Por eso, tener un sentido, un fin le ayudó a tener éxito: “Simplemente, el hecho de tener una razón tan fuerte por la que esta vez iba a ser diferente significó que esta vez no podía fallar”.

También te pueden interesar