Turquía desafía de nuevo a Grecia, con “ejercicios” militares en el Mediterráneo – FRANCE 24

0 Shares
0
0
0

Primera modificación:

Hasta el jueves 10 de septiembre, la nación turca operará en aguas en disputa con Grecia para, según el Gobierno de Erdogan, llevar a cabo ejercicios “de carácter anual”. Sin embargo, desde agosto esas aguas, no carentes de gas y petróleo, han enfrentado a ambos países, ya que Grecia las defiende dentro de su zona económica, mientras que Erdogan amenaza con tener poder para “destrozar mapas inmorales”.

Turquía y Grecia, ambos países miembros de la OTAN, son actores de una disputa cada vez más acalorada sobre el control del gas natural y el petróleo de la región. En agosto, Turquía desplegó una embarcación de exploración, mientras que este sábado anunció nuevas maniobras en el Mediterráneo Oriental, que se llevarán a cabo hasta el próximo jueves.

“El propósito del ejercicio militar, que tiene carácter anual, es desarrollar entrenamiento mutuo, cooperación e interoperabilidad”, defendió en un comunicado el Ministerio de Defensa turco.

Los ejercicios a los que se refiere están teniendo lugar por tierra, mar y aire, con ayuda de las fuerzas de la República Turca del Norte de Chipre (república separatista reconocida solo por Ankara), entre Sadrazamköy y la provincia turca de Mersin. El dilema de esta tensión es que las maniobras se llevan a cabo en aguas sobre las que ambos reivindican sus derechos, en una crisis por la delimitación de las zonas económicas exclusivas (ZEE) marítimas.

Razones de lado y lado, con un fin: dominar y explotar las aguas

“Comprenderán que Turquía tiene la fuerza política, económica y militar para destruir mapas y documentos inmorales (…) Entenderán el lenguaje de la política y la diplomacia, o en el campo, con amargas experiencias”, advirtió por televisión el presidente Recep Tayyip Erdogan, añadiendo que tanto Turquía como su pueblo están listos “para todas las posibilidades y todas las consecuencias”.

De acuerdo con la OTAN, esta semana líderes griegos y turcos habrían acordado participar en “conversaciones técnicas” para evitar accidentes entre sus ejércitos. Si bien, según Grecia, el país no llegó aceptar estas conversaciones, motivando a Turquía a denunciar que la nación griega está evitando el diálogo servido por el organismo.

Para Atenas, respaldada por Chipre, Turquía viola su soberanía al perforar sus aguas. Por ello pretende delimitar su ZEE desde las costas de la isla de Kastelorizo, situada a 120 kilómetros al este de Rodas y a 520 de Grecia continental, abarcando la mayor parte oriental del Mediterráneo.

En este tira y afloja, Ankara, por su parte, cree que “las islas no pueden tener ZEE” (lo cual no estaría fundamentado en la legislación marítima) y ha informado de actividades de exploración de hidrocarburos en zonas que Grecia considera propias.

El hecho es que desde agosto un buque sísmico turco y otro perforador operan en aguas que se solapan con las ZEE declaradas de Grecia y de Chipre. Entonces, a raíz de estas confrontaciones entre buques de lado y lado, y por las perforaciones turcas, la Unión Europea consideró que eran “ilegales”.

Aliados desde hace décadas, hoy Turquía y Grecia se responden así: si el primero despliega una flotilla de buques de guerra, el otro organiza ejercicios navales, con varios aliados europeos y de Emiratos Árabes Unidos, no lejos de los barcos turcos, entre Chipre y Creta.

Con AFP y EFE

También te pueden interesar