Trump desafía a la ONU al reclamar imponer todas las sanciones a Irán – La Vanguardia

0 Shares
0
0
0

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, visitó ayer las Naciones Unidas para dejar claro un mensaje: “Nadie nos puede parar”. Pompeo estuvo durante unas horas en la sede de la ONU para iniciar el proceso de reclamación de imposición de todas las sanciones contra Irán que se contemplan en el acuerdo internacional del 2015 por violar los límites del su programa nuclear.

Donald Trump avanzó la medida el miércoles y es la respuesta a la humillante derrota que sufrió la diplomacia estadounidense el pasado viernes, cuando el Consejo de Seguridad rechazó la propuesta de EE.UU. para extender indefinidamente el embargo de armas al régimen de Irán. La iniciativa solo logró dos votos a favor, el suyo propio y el de República Dominicana. Hubo dos en contra, Rusia y China, y once abstenciones, entre ellas las de tres aliados, Francia, Gran Bretaña y Alemania.






La iniciativa de Trump supone una nueva confrontación en el seno del Consejo de Seguridad

La iniciativa de recuperar todas la sanciones impuestas antes del pacto internacional, y luego congeladas, supone una nueva confrontación en el seno del Consejo de Seguridad. Está en juego la credibilidad de la ONU para aplicar sus propias resoluciones.

Los otros países que forjaron el pacto internacional con Teherán –el Reno Unido, Francia, Alemania, la Unión Europea como entidad, Rusia y China– se resisten a la implantación de todas las sanciones, que incluyen el comercio petrolífero o las transacciones bancarias. Esas naciones han puesto incluso de manifiesto su extrañeza y han remarcado la imposibilidad de que la administración Trump solicite la aplicación de un mecanismo de un acuerdo internacional del que precisamente se desvinculó en el 2017.

Según Pompeo, EE.UU., como miembro del Consejo de Seguridad con derecho a veto (hay otros cuatro, Francia, el Reino Unido, Rusia y China) puede hacer esa petición a efectos de volver a imponer el castigo, porque el acuerdo nuclear parte precisamente del Consejo, brazo ejecutivo de la ONU. “Tenemos todas las expectativas de que los países del mundo estarán a la altura de sus obligaciones”, remarcó Pompeo.

Sin embargo, sin el apoyo de los aliados europeos, surgen las dudas de cómo puede implantar Washington esas sanciones en solitario, aunque gran parte del comercio internacional tiene sus raíces en instituciones financieras estadounidenses. En todo caso, puede llevar el reto adelante para que China y Rusia se retraten con el uso del veto.





También te pueden interesar