La despedida de Fernando Albán

La madre vestía de negro, tenía el rostro hinchado y el cabello gris. Durante un par de minutos que parecieron eternos, en la capilla solo se escuchó su llanto. Amparo Salazar puso las manos donde estaría el rostro de su hijo, como si pudiera acariciarlo a través del ataúd cerrado. El concejal Fernando Albán había muerto el 8 de octubre mientras se hallaba detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Al día siguiente de su muerte, el martes 9 de octubre, habían comenzado los honores en el Palacio Federal Legislativo.…