Piedras sublimes en una refinada ruta soriana

El frío ya no es lo que era, ni siquiera en Soria. Incluso en pleno enero, esta provincia tan bonita como poco pateada se presta a estupendos paseos de invierno. Basta esperar un fin de semana soleado y tomar algunas precauciones que básicamente consisten en asegurarse parada y fonda con buenos platos de cuchara y buenas chimeneas. Ambas cosas abundan a lo largo del curso del Alto Jalón, en la esquina inferior soriana, muy a mano desde Madrid, Zaragoza y hasta Cataluña.…