¿Sabes por qué no es bueno mezclar antibióticos y alcohol?

Mezclar antibióticos y alcohol es un acto que no se recomienda nunca debido a los efectos que pueden generarse en el organismo. El motivo principal es el efecto adverso o disminución de la eficacia del antibiótico que puede provocar el alcohol. O, por el contrario, el hecho de que el efecto del antibiótico se potencie debido al mismo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los antibióticos actúan igual, por lo que no todos tienen los mismos efectos en el organismo al ser mezclados con alcohol.…