El sufrimiento de una madre que vio morir a su bebé recién nacido

Kira Aldcroft, es una camarera de Prestwich, al norte de Manchester (Inglaterra). Tiene 22 años y acaba de recibir un golpe de la vida que la marcará para siempre. A diez días de haber dado a luz a su bebé, debió afrontar su inesperada muerte por culpa de un herpes genital que ella no sabía que tenía y se lo transmitió en el parto. El embarazo había sido perfecto y el único síntoma que tuvo que hubiese podido anticipar esta tragedia fue apenas un afta. …