El gobierno sirio lanza campaña para que regresen los refugiados

En el puesto de Jdeidat Yabus, en la frontera de Siria con el Líbano, unas 50 mujeres, niños y ancianos descienden de tres autobuses con aire preocupado. Son refugiados, de regreso a Siria tras largos años de exilio, que observan con cierto recelo el recibimiento en gran pompa organizado por funcionarios del gobierno bajo la atenta mirada de militares rusos. Médicos y voluntarios que supervisan esta repatriación –a la que asistió la AFP en el marco de un tour organizado por el ejército ruso en coordinación con Damasco– les ofrecen atención médica, comida y bebida.…