Venezolano asesinado por otro en Bucaramanga mientras vendían dulces en un semáforo

A sus 23 años, Jasenque de Jesús Carrasquero Corromoto había emprendido una nueva vida en busca de un mejor futuro y oportunidades. Como muchos de sus compatriotas, dejó su ciudad natal, Barinas, Venezuela, y hace aproximadamente seis meses llegó con su esposa a vivir al área metropolitana de Bucaramanga. Quienes lo conocían aseguran que este joven se ganaba la vida en los semáforos de la calle 42 con 33 carrera del sector de Cabecera. Allí vendía dulces, limpiaba vidrios, tejía sillas, entre otras actividades informales.…