Le diagnosticaron un cáncer terminal y planificó un emotivo regalo a sus hijos

Caracas.-  Jacqueline Zinn fue diagnosticada con glioblastoma, un cáncer cerebral, en 2013. Murió 18 meses después, a los 56 años, dejando atrás a su marido y a sus cuatro hijos. Jacqueline era una triatleta que sabía un par de cosas sobre la resistencia y manejó su tratamiento -cirugía, radiación y quimioterapia- con la misma habilidad y organización como gerente de proyecto de una compañía farmacéutica.Lea también: ¿Hay vida fuera de la tierra? Una expedición ayudará a la NASA a través de robots subacuáticos a conocer la respuestaUna vez que se dio cuenta de que solo le quedaban unas semanas de vida, Jacqueline comenzó a planificar lo que seria un regalo de vida para sus hijos. …