Estos chicos son la prueba de que el amor no tiene principio ni final: es un sentimiento eterno

Eduardo e Isbeth fueron una joven pareja de enamorados que el 25 de septiembre cumplirían siete años de relación y muchos más de una gran amistad y apoyo. La vida los separó el 14 de septiembre, pero su historia se quedará para recordarnos el poder del compromiso leal y sincero. Al conocer la línea del tiempo en la relación de Eduardo e Isbeth nos rodaron las lágrimas por las mejillas y se nos llenó el corazón de fe; su historia nos llevó a creer: el amor verdadero y para siempre sí existe.…