Cómo hacer tés e infusiones frías para el verano

Si te gustan mucho las infusiones pero te da un soponcio solo pensar en tomar algo caliente bajo el sol abrasador, deberías explorar las posibilidades que tiene la versión más refrescante de esta bebida. Con hielo, fruta, hierbas aromáticas y algún endulzante -si es necesario- podrás hidratarte veraniegamente sin tener que renunciar al té, el poleo y hasta la manzanilla, que también puede ser algo que tomemos por placer (además, apto para los niños y la gente a la que la teína le pone nerviosita).…