Por hacerse un tatuaje “De moda” le entró una bacteria y quedó en silla de ruedas

Luisa Fernanda Buitrago se hizo un tatuaje debajo del seno derecho cuando tenía 14 años. Este estaba mal hecho y le produjo una bacteria y como consecuencia quedó en silla de ruedas. Asimismo, perdió un bebé que esperaba por el tratamiento para eliminar la bacteria. La joven se tatuó en casa de un vecino en Monterrey, Casanare, y le costó 13,3 dólares. Dos semanas después de haberse tatuado, tuvo que ser recluida en un hospital de Villavicencio, reseñó Prensa Libre Casanare.…