El Real Madrid siempre vuelve

Tal vez porque nos facilita la comprensión, los seres humanos tendemos a singularizar las culpas. Si a un gobierno le va mal, se señala al presidente; si a una película le va mal al director; y si a un equipo le va mal, a su técnico o a un jugador. Pero la realidad, sabemos, es mucho más compleja y por ende las explicaciones. Un mandatario puede conseguir un entorno económico desfavorable; un director audiovisual puede ser condicionado por los actores que le imponen o un técnico por los jugadores que hereda.…