Buenos propósitos que podrás cumplir en 2019

Cuando me escribieron de El Comidista para encargarme este artículo, mi primer pensamiento fue: “Se han apiadado de mí”. Y no me remito al aspecto económico -que también-, sino a la parte nutricional del texto: en lo referente a la alimentación, el destino me castigó con una dislexia galopante y por alguna extraña razón en casa siempre acabo viviendo de pan de molde, atún en lata, pasta, queso, mejillones en escabeche y cerveza. No faltan los buenos propósitos, quede dicho.…