La bestia que habita en mí

Read in English MISSOULA, Montana — El verano de 2012, el mismo año en que los científicos decodificaron por completo el genoma del bonobo, el último gran simio, mi pareja y yo fuimos acechados por una osa grizzly. Primero la vimos muy arriba de nosotros, en un campo de arbustos de arándanos, mientras hacíamos senderismo por el lago Grinnell, ubicado en el lado este del Parque Nacional Glacier en Montana. Era la distancia perfecta para ver un grizzly: tan cerca como para percibir el poder vibrante de su andar y el pelaje de su lomo en ligeros tonos dorados, y tan lejos como para sentirnos seguros.…