Oscar Morales: Plan premeditado

La vida diaria en el país es insoportable y el Ejecutivo sigue el manual del dictador con puntos y comas. Esta destrucción está bien diseñada y cumpliéndose de forma sistematizada. Pues, es evidente el propósito que persigue actuar con tanta indiferencia: anular el deseo de libertad. Todos los esfuerzos del Ejecutivo están dirigidos en convertirnos en una sociedad en la cual su único objetivo de vida sea sobrevivir. En otras palabras, asfixiar al ciudadano de forma tal que sólo piense en su supervivencia, y que además agradezca al poder estatal sus dádivas como un acto de benevolencia –para no decir lastima-.…