El amor verdadero llega a tu vida entre los 27 y 35 años: estudio

Después de una desilusión amorosa es normal pensar que jamás encontraremos a nuestra media naranja y estamos condenadas a vivir el resto de nuestros días en soledad. Bueno, no en soledad realmente, sino rodeada de al menos 15 gatos. En nuestro afán por encontrar a esa persona especial antes de que “se nos pase el tren”, solemos conformarnos con quienes no llenan nuestras expectativas (¿cuántas de nosotras nos podemos sentir identificadas con esto?). La sociedad nos ha enseñado que si a los 25 no tenemos casa, trabajo y familia, hemos fracasado, pero es imposible tener la vida resuelta a dicha edad, así que ¡quítate esa idea de la cabeza!…