Y el bocata más fresco del mundo es…

Una vez más, tenemos que descubrirnos ante vosotros: ¡qué colección de bocatas! ¡Qué texturas! ¡Qué rellenos! ¡Y qué pintaza, virgen santa! Nos habéis hecho salivar como los perros de Pavlov. Y nos ha costado un mundo -os confesamos- no lamer la pantalla. Pero mucho más escoger a un ganador entre tantos y tantos bocadillos tan frescos como suculentos. Hemos recibido de todo: de cerdo, calamares o sardinillas, a bocatas de longaniza y huevo frito y hasta uno de pollo acorralado entre frijoles y una salsa de cerveza y queso, que más de un miembro del jurado, nos consta, ha recreado ya en la intimidad de su cocina con un chorretón cayéndosele por las comisuras.…