Fred Cabeza de Vaca y el arte como mercado

Nietzsche, mientras describe la pulsión dionisíaca y la anhelada reconciliación entre hombre y naturaleza en El nacimiento de la tragedia, afirma: “también en el ser humano resuena algo sobrenatural: se siente dios, él mismo camina ahora tan estático y erguido como en sueños veía caminar a los dioses. El ser humano no es ya un artista, se ha convertido en una obra de arte”. Más allá de la categoría estética del contexto en que estas palabras están dichas, la frase podría describir también con atónita precisión la nueva actitud que se impone como valoración del artista contemporáneo, sobre todo del que entendemos como conceptual.…