Se tatuó las cejas y cuando despertó encontró la piel de su cara sobre la almohada

Amanda Coats, una mujer de 44 años, originaria de Melbourne, Australia, fue a un centro de estética para realizarse un microblanding, un tratamiento para rellenarse o pigmentarse las cejas. Sin embargo, su rostro terminó muy distinto a como ella lo imaginaba. Coats contrajo una infección que le provocó terribles heridas. De acuerdo al Daily Mail, la australiana declaró que “nunca se había hecho este procedimiento, así que no sabía qué esperar. Durante el proceso, la mujer notó que la encargada estaba apresurada e intentaba atender a otras personas al mismo tiempo.…