Sueños literarios en Vejer de la Frontera

A Eugenia Claver, Jerez, su ciudad natal, la hipnotiza. Pero otro destino también le robó el corazón. Fue en Vejer de la Frontera donde rebuscando entre los olvidos de las cobijás vejeriegas (mujeres que hasta hace medio siglo se cubrían el rostro a la vieja usanza magrebí) descubrió la pensión Rosa, una de las primeras hospederías de la villa gaditana, y sin pensarlo dos veces se la quedó. Hasta dar con La Fonda Antigua el viajero tendrá que buscar y rebuscar sin complejos por detrás del mercado de San Francisco, que no cabe por estas callejas ni un scooter, o casi.…