El placer de observar las aves

Miles de cigüeñas y rapaces cruzando el estrecho de Gibraltar desde Tarifa; pleno de grandes rapaces, como buitre negro, búho real y águila imperial ibérica a la cabeza (la última, exclusiva de la península Ibérica), en un paseo por Monfragüe; cientos de aves marinas de decenas de especies sobrevolando el encrespado océano Atlántico a la altura de Estaca de Bares; espectaculares aves esteparias, como avutardas y sisones, en Madrid, a 40 kilómetros de la Puerta del Sol; decenas de especies de aves de montaña, forestales y acuáticas en una ruta entre el Pirineo y el delta del Ebro… MÁS INFORMACIÓNConcierto alado en las marismas sevillanas Cinco propuestas para enseñar a los niños a conocer los pájaros El ‘kit’ del ornitólogoSe podría seguir con numerosos ejemplos más extraídos tras un día de pajareo que corroboran por qué España está considerado por las personas aficionadas a observar aves como uno de los destinos más atractivos del continente europeo para la práctica de este turismo.