“Sin gluten” no significa “más sano”

Siempre atenta a las modas alimentarias para sacar rédito económico de ellas, la industria de los ultraprocesados se ha subido con alegría a la ola de glutenfobia de los últimos años. La etiqueta “sin gluten” sirve para vender todo tipo de productos, tenga sentido o no. Da igual que no haya ningún motivo para rechazar los alimentos con trigo, centeno o cebada si no eres celíaco o intolerante diagnosticado: los consumidores menos informados traducen “sin gluten” como “más sano”, y el reclamo funciona.…