En los colegios privados el éxodo también es un dolor de cabeza

septiembre 24 2018, 5:57 amCompártelo:Colegio Francia en Caracas / Foto Archivo Nelson Márquez llegó a Caracas desde Mérida hace seis años para estudiar Educación, gracias a una beca que obtuvo en la Universidad Católica Andrés Bello. Comenzó a ejercer la profesión cuando aún no se había graduado: “Iba de voluntario a dar clases de matemáticas en algunos barrios de Caracas. Luego me contrataron en el Mater Salvatoris, un colegio privado”. Por María Andreína Pernalete / El Nacional A pesar de que el sueldo que devengaba era cuatro veces más alto que el de los docentes de la administración pública, la situación económica y el miedo por la inseguridad y la violencia creciente obligaron a Márquez, de 24 años de edad, a sumarse a las filas de venezolanos que han emigrado del país.…