Guía para dejar de ser un desastre con la repostería

Todo el que me conoce allende las redes sociales sabe que mi postre estrella es el “crepe gordo quemado con nocilla derretida”. No sé cómo ni cuándo adquirí el conocimiento necesario para llevar a cabo esta receta, pero en mi cabeza sabía los pasos que debía seguir para lograr el éxito: echar un huevo, leche, harina de repostería y azúcar. Luego lo batía para mezclarlo hasta que la masa se quedaba sin grumos. Si veía que quedaba muy líquido, pues un poco más de harina.…