Tres aliños japoneses para ensalada

Abres la nevera y oyes el eco agonizante de lo que podría ser medio pepino, una zanahoria o un puñado de hojas de lechuga. Te acercas al rincón más perdido del refrigerador vacío y confirmas que, efectivamente, se trata de varios remanentes de verduras que están al borde de la muerte y piden auxilio encarecidamente. Te entra un profundo hastío, porque es verano y ya llevas varias semanas alimentándote a base de ensaladas (y las que te quedan).…