Pueblo sin interprete, por Leandro Rodríguez Linárez

Desde 1960 hasta el 2006 los presidentes venezolanos fueron electos empáticamente, Carlos Andrés Pérez, Caldera y Chávez (entre otros) supieron legitimar discursos cónsonos con la realidad, con lo que el pueblo quería escuchar, con lo que quería se hiciese realidad, los resultados ya los conocemos. Luego en 2012, 2013 y 2018 las presidenciales fueron una imposición de una élite cívico-militar que, como confesara Jorge Giordani y la flagrancia lo corrobora, los resultados electorales han sido una imposición por parte de quienes utilizan discrecional e ilegalmente los recursos e instituciones del estado a beneficios particulares, la democracia perfectible dejó de existir.…