“Si todos usamos cubrebocas, la pandemia puede controlarse de 6 a 8 semanas” – Panorama.com.ve

0 Shares
0
0
0

Llevar cubrebocas “no es un asunto político”, sino “un asunto de salud pública”, señaló el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU.

Por: 
Agencias

El uso masivo del cubrebocas permitiría que la pandemia de Covid-19 estuviera bajo control en “cuatro, seis u ocho semanas”, de acuerdo con el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, Robert Redfield.

En una entrevista con el Journal of the American Medical Association, Redfiel señaló que es benéfico que personajes como el presidente estadounidense Donald Trump comiencen a usar la máscara facial en estos momentos.

“Los necesitamos para dar el ejemplo, porque el uso del cubrebocas no es un asunto político, sino de salud pública. Realmente es una responsabilidad personal para todos nosotros”, indicó además según el sitio forbes.com.mx.

Redfield, incluso subrayó que el distanciamiento social sigue como una fórmula eficaz para evitar los contagios, así como las medidas de higiene que han recomendado los especialistas médicos, desde que inició la pandemia de coronavirus.

“Las mejores defensas de los estadounidenses contra el coronavirus todavía están enmascarando, lavándose las manos regularmente y siendo inteligentes”, aseguró.

“No estamos indefensos contra la covid-19”, subrayó el experto. “Los cubrebocas son una de las armas más poderosas que tenemos para frenar y detener la propagación del virus, especialmente cuando se utilizan universalmente en un entorno comunitario”, añadió. 

“Si todos hiciéramos esto rigurosamente, realmente podríamos llevar este brote a donde necesita estar. Creo que, si podemos hacer que todos usen el cubrebocas ahora mismo, realmente creo que en las próximas cuatro a seis u ocho semanas, podemos controlar esta epidemia”, aseguró Redfield.

Según apuntó Redfield, llevar cubrebocas “no es un asunto político”, sino “un asunto de salud pública”. “Es realmente una responsabilidad personal para todos nosotros”, declaró.

Redfield dijo que le preocupa cómo el sistema de salud estadounidense se las arreglará para el otoño, cuando los casos de gripe estacional generalmente aumentan.

Desde fines de junio, Estados Unidos ha sufrido un rebrote de casos nuevos y ahora, seis semanas después, los fallecimientos también han empezado a subir, según un análisis semanal de Reuters de datos por estados y condados.

Estados Unidos está perdiendo unas 5.000 personas a la semana por el virus. Mientras la vecina Canadá reportó un total de 8,800 decesos desde el comienzo de la pandemia.

También te pueden interesar