Refinería El Palito tiene tres días paralizada mientras reservas de combustible se agotan – El Carabobeño

0 Shares
0
0
0
palito
(Foto cortesía)


La refinería El Palito, en Carabobo, que era la única unidad de producción de gasolina activa en Venezuela, continúa paralizada desde la noche del martes 21 de julio por fugas en dos de sus plantas y falta de algunos aditivos necesarios para la obtención de combustible, informaron este viernes 24 de julio fuentes internas de Pdvsa.

Según las fuentes, se trata de dos fugas en las tuberías de ocho pulgadas por donde circula la gasolina: una corresponde a la planta de destilación y la otra a la de craqueo catalítico (FCC), ambas esenciales en el proceso de producción de carburante y otros derivados del petróleo, como el gas GLP. También persiste la falla en el área de bombeo de agua, llamada reservorio, donde ser registran niveles bajos.

La agencia especializada Argus reveló en un reporte publicado el miércoles 22 de julio que las fugas en la FCC, con capacidad de 61 mil 500 barriles diarios (bd), y en la torre de destilación, de unos 87 mil 500 bd, se originaron tras un intento fallido de duplicar la producción de gasolina de 20 mil bd a 40 mil bd.

Se conoció que los operadores del complejo de refinación ubicado en la costa carabobeña trabajan en la sustitución de los tramos de las tuberías afectadas. Pero las reparaciones por sí solas no serían suficientes. También necesitan que lleguen los aditivos que faltan para, con suerte, intentar retomar la producción de combustible el próximo domingo 26 de julio.

Luego de estar paralizada desde 2017 y con una capacidad instalada de 140 mil bd, el Palito había retomado su producción a 14,28% de operatividad, convirtiéndose en la única esperanza de Pdvsa debido a la suspensión de operaciones de la refinería Cardón, en Falcón, por problemas similares a los de la instalación petrolera de Carabobo.

Argus agregó que Cardón estaba produciendo hasta 30 mil bd de gasolina, “hasta que un mal funcionamiento de la torre de destilación el 17 de julio obligó a Pdvsa a cerrar su FCC”. Ante este panorama, con ambas refinerías inoperativas, la estatal quedó en jaque, sin capacidad de producción e inventarios cada vez más mermados.

Entre tanto, en medio de la contingencia por la pandemia de COVID-19, las largas colas de vehículos a la espera para surtir gasolina volvieron a Carabobo y otras regiones. Además, persiste la aguda escasez de gas GLP en casi todo el país, que obliga a los ciudadanos a cocinar incluso con leña.

A pesar de no lograr abastecer el mercado interno, Pdvsa mantiene el envío de combustible y otros derivados de petróleo hacia Cuba. El Carabobeño confirmó a través de fuentes y datos de rastreo marítimo que, en lo que va de mes, han zarpado desde distintos puertos venezolanos al menos cuatro buques: Paramaconi, Teseo, Sandino y Alicia. Un quinto tanquero estaría por zarpar, el Beauty One, todos con el mismo destino: la isla.

Posible salvación

La salvación de Pdvsa pudiera estar cerca. A través de marinetraffic.com se corroboró que dos tanqueros se aproximan a las costas venezolanas. El primero es el OPEC Fortune, que navega bajo bandera de Vietnam, y estaría por llegar este viernes al muelle de la refinería de Jose, en Anzoátegui, tras un viaje de más de 17 días desde Bandirma, en Turquía. No se trata del iraní Fortune que estuvo en mayo en el país.

El segundo es Atlas, un buque que salió el 9 de julio desde Sarroch, Italia, y tiene como destino El Palito. La embarcación, que navega con bandera de Bahamas, llegaría en aproximadamente tres días y, presuntamente, traería aditivos y productos necesarios para producir gasolina.

 

También te pueden interesar