¿Qué dice la medicina sobre los aromas para el desestrés? – El Universo

0 Shares
0
0
0

Entre las fragancias relajantes que ofrece la aromaterapia, la lavanda, el té de árbol, la menta o hierbabuena y el limón están entre los más utilizados.

La escuela de Medicina de la Universidad de Michigan menciona que los aceites esenciales (una de las formas más comunes de obtener fragancias vegetales) afectan de forma diferente a cada persona, dependiendo de factores, entre ellos la edad y el estado de salud. Pero, por lo general, hay consenso en que los recién mencionados suelen impactar positivamente.

La instructora de yoga Belén Salinas (@YogaToThePeopleEcuador) comenta que uno de los aceites esenciales más populares durante todo el año ha sido el de menta (vías respiratorias, concentración y enfoque, alivio de tensión muscular). “Es uno de los más versátiles”.

Es preferido también el eucalipto azul (descongestión, relajación, sueño), recomendado para adultos y niños; asimismo, una mezcla de menta, lavanda, mejorana y eucalipto, para manejar de una forma más natural la sinusitis, rinitis y alergia. Se combina el limón, lavandín y hierbabuena para la desinfección de espacios cerrados, y es muy acogido un mix de canela, limón, clavo, eucalipto y romero, “un antibiótico natural”.

La lavanda pura, dice Salinas, se aplica en la ansiedad, “para la gente que se va a la cama muy cargada de estrés y necesita un relajante”.

Una publicación de la red de salud Johns Hopkins Medicine explica que no hay suficiente investigación para determinar la eficacia de la aromaterapia en la salud humana. Sí se han realizado estudios que muestran que ciertos aceites esenciales pueden actuar como bactericidas en ciertos tipos de microorganismos, pero los resultados en humanos no son claros todavía.

La práctica de la aromaterapia puede ser recomendada por un profesional de la salud como un terapeuta físico u holístico o un enfermero con experiencia. Es importante mencionarlo al médico en caso de una condición respiratoria, alergias de la piel y embarazo.

No ingiera los aceites que se usan en aromaterapia. Muchos de los aceites son muy potentes. Tampoco los use en niños menores de 5 años, ni los aplique cerca de los ojos o la boca para evitar irritaciones de las mucosas.

Johns Hopkins Medicine desaconseja los difusores (que vaporizan la esencia en espacios en los que podrían sobrestimular a bebés o personas con problemas cardiacos). En cambio, sugiere optar por barritas aromáticas, por diluir el aceite esencial en otros auxiliares (como los de oliva y jojoba, la mejor manera de evitar reacciones alérgicas), usar un collar o brazalete absorbente hecho para este fin. (I)

También te pueden interesar