¿Qué sigue para Kansas City sin sus dos tackles ofensivos titulares?

11 Mar 2021 19:06 GMT

Si lo que vimos en términos de protección a Patrick Mahomes ante los Bucs es el futuro, es complicado ver cómo llegarán a otro Super Bowl pronto.
¿Qué sigue para Kansas City sin sus dos tackles ofensivos titulares?

Si lo que vimos en términos de protección a Patrick Mahomes ante los Bucs es el futuro, es complicado ver cómo llegarán a otro Super Bowl pronto

KANSAS CITY -- El gerente general Brett Veach mostró suficiente creatividad la temporada pasada ayudar a los Kansas City Chiefs regresar al Super Bowl. Tomó una desafiante situación de tope salarial que en algún momento dejó a los Chiefs con 177 dólares en espacio para maniobrar, y aun así encontró el modo de recontratar al quarterback Patrick Mahomes, tackle defensivo Chris Jones y ala cerrada Travis Kelce.

Veach necesitará mostrar cada gramo de esa creatividad, y más, para crear una línea ofensiva que proteja a Mahomes este año. Los Chiefs liberaron a los veteranos tackles ofensivos Eric Fisher y Mitchell Schwartz en una movida que ahorra a los Chiefs más de 18 millones de dólares contra el tope, pero los deja cortos en dos posiciones clave.

Los Chiefs podrían tener cinco nuevos titulares en la línea ofensiva para el 2021, con respecto a la apertura de la campaña pasada. Fisher y Schwartz están fuera, Kelechi Osemele y Austin Reiter son agentes libres sin restricciones potenciales, y Andrew Wylie es un agente libre restringido.

Los Chiefs obtendrían refuerzos si Laurent Duvernay-Tardif y Lucas Niang regresan después de optar por no jugar la temporada pasada por el coronavirus. Eso, en el mejor de los casos, solamente resolvería de manera parcial el tema de los tackles de los Chiefs. Niang podría terminar siendo uno de los tackles titulares para la temporada que viene, pero Duvernay-Tardif es un guardia.

Los Chiefs han estado planeando los movimientos con Fisher y Schwartz por algún tiempo, y esperaron hasta conocer la noticia del miércoles de que el tope salarial para el 2021 sería de 182.5 millones de dólares antes de actuar. El tope cayó por más de 15 millones de dólares por equipo con respecto al año pasado, dejando a los Chiefs con pocas opciones con excepción de algunas movidas drásticas.

Lesiones a Fisher y Schwartz han hecho de sus bajas movimientos lógicos. Fisher, de 30 años de edad, se sometió a una cirugía a finales de enero después de romperse el tendón de Aquiles en el Juego de Campeonato de la AFC, una victoria sobre los Buffalo Bills. Schwartz, de 31 años de edad, se perdió la mayor parte de la temporada pasada por una lesión en la espalda, y también se sometió a una cirugía recientemente.

Los Chiefs en este punto no tienen ninguna certeza de que alguno de esos dos jugadores estará sano para la siguiente temporada. Incluso si lo están, ¿regresarán a ser el mismo calibre de jugadores antes de las lesione?

Liberarlos fue la parte sencilla. Los Chiefs eliminaron una parte importante de sus problemas ante el tope salarial con estas movidas, y lo hicieron con jugadores de futuro incierto.

Reemplazarlos con jugadores de calibre similar es donde se ponen difíciles las cosas. Los Chiefs todavía necesitan rasurar un par de millones de dólares solamente para estar en cumplimiento con el máximo permitido en la liga. A eso, hay que aumentar el dinero necesario para ofrecer contratos a agentes libres restringidos como Wylie, Byron Pringle, Charvarius Ward y Darrel Williams, y firmar a sus ocho eventuales selecciones de draft, y es difícil creer que las bajas de Fisher y Schwartz con una señal que apunte a un tackle ofensivo agente libre de gran cartel, como Trent Williams.


Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic, todo en un mismo lugar. Ya está disponible.Suscríbete AHORA.

Es más probable que Veach tenga que encontrar el modo de construir una línea ofensiva sin estirar más la hinchada estructura salarial de los Chiefs. Quizás, eso signifique gastar varias de esas ocho selecciones de draft en linieros. Quizás, signifique firmar a un agente libre menor, o dos. Quizás, signifique recontratar a Fisher a un costo menor, cuando pruebe que está listo para jugar.

Sea lo que sea que haga Veach, los Chiefs tienen mucho en juego. Obtuvieron un vistazo de cómo quedaron neutralizadas las habilidades de Mahomes detrás de una tambaleante línea ofensiva en el Super Bowl LV, donde fueron apaleados por los Tampa Bay Buccaneers.

Si ese es el futuro de los Chiefs cuando se trata de proteger a Mahomes, es complicado ver cómo aprovecharán su inversión de más de 500 millones de dólares en el quarterback, o cómo llegarán a otro Super Bowl pronto.

Veach necesita acertar aquí, y podría requerir de dinero y mucha imaginación para hacerlo.

Continuar leyendo en ESPN Deportes