Prueba de sangre no sustituye el examen rectal para detección de cáncer de próstata – Revista Medicina y Salud Pública

0 Shares
0
0
0

Diana Castañeda
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Existe un antígeno específico a la próstata llamado el PSA, que usualmente se utiliza para la medición de sangre y, se puede utilizar como una manera de realizar seguimiento para el cáncer de próstata.

El doctor Joel López, hematólogo aclaró durante entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública que: “es importante que los hombres sepan que esto no sustituye el examen rectal para la detección del cáncer. Sin embargo, se puede comenzar por un análisis de este antígeno, el PSA, en la sangre para saber si está elevado y, posteriormente saber si se necesita el otro examen”.

Parsortix, un test que podría identificar los casos más agresivos de cáncer de próstata

Según un estudio publicado por la revista Journal of Urology una nueva prueba para detectar el cáncer de próstata agresivo podría salvar a miles de hombres sometidos a biopsias y tratamientos innecesarios.

La investigación indica que este test tendría una precisión de un 90% si se combina con los resultados del PSA. La nueva prueba CTC detecta las células cancerosas tempranas o células tumorales circulantes (CTC) que abandonaron el tumor y entraron al torrente sanguíneo. Esto parece ser más preciso que medir las proteínas PSA, que pueden estar presentes en la sangre por razones distintas al cáncer.

Así mismo, el estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres fue brobado en 98 pacientes de pre-biopsia y 155 pacientes de cáncer de próstata recién diagnosticados en el Hospital St Bartholomew de Londres.

¿Para qué sirve la próstata?

La próstata tiene varias funciones en el sistema reproductor y urinario, sin embargo, con el paso del tiempo este órgano se puede ir agrandando generando problemas. “La próstata por estar ligado algunas proteínas del cuerpo como la testosterona se puede ir agrandando, causando complicaciones en el sistema urinario y, que eventualmente puede ser un factor de riesgo para desarrollar cáncer”, mencionó Joel López.

La función principal de la próstata es suministrar el fluido prostático o líquido seminal que se mezcla con los espermatozoides en los testículos, para que puedan sobrevivir y ser expulsados durante la eyaculación.

Antes de los 40 años, los hombres no deberían presentar problema con esta parte del cuerpo, pero, después de esta edad es necesario comenzar a realizar chequeos para asegurarse que esté en buen estado.

Señales del cáncer de próstata

Además de la dificultad al orinar, los hombres deben estar atentos a la forma de expulsar la orina como por ejemplo ardor, sensación de no poder terminar de orinar, sentir constantemente la vejiga llena.

“Demos estar atentos al comportamiento urinario y cómo va cambiando con la edad, ya que los anteriores síntomas pueden ser una alerta de agrandamiento de próstata o de cáncer”, recomienda en oncólogo.

Tipos de pruebas para la detección de cáncer de próstata

Aunque este tipo de cáncer es uno de los más tratables, es necesario que se detecte a tiempo, a través de diferentes formas de diagnóstico.

Prueba sanguínea del antígeno prostático específico (PSA)

El antígeno prostático específico (PSA) es una proteína producida por las células en la glándula prostática (es producida por células normales y cancerosas). El PSA se encuentra principalmente en el semen, aunque también se puede encontrar en pequeñas cantidades en la sangre.

El nivel de PSA en sangre se mide en unidades llamadas nanogramos por mililitro (ng/mL). La probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a medida que el nivel de PSA sube, pero no hay un valor límite establecido que pueda indicar con certeza si un hombre tiene o no tiene cáncer de próstata. Muchos médicos usan un valor límite de PSA de 4 ng/mL o superior al decidir si un hombre podría necesitar más pruebas, mientras que otros podrían recomendarlo comenzando en un nivel inferior, como 2.5 o 3.

Examen digital del recto (tacto rectal)

Para este examen, que se conoce como DRE (por sus siglas en inglés), el médico introduce un dedo cubierto con un guante lubricado en el recto a fin de palpar cualquier abultamiento o área firme en la próstata que podría ser cáncer. Como se muestra en la imagen que sigue, la próstata se encuentra justo delante del recto. A menudo, los cánceres de próstata comienzan en la parte posterior de la glándula y a veces pueden palparse durante el tacto rectal. Este examen puede ser incómodo (especialmente para los hombres que tienen hemorroides), pero generalmente no es doloroso y sólo toma poco tiempo realizarlo.

También te pueden interesar