Premio Ig Nobel Medicina a la investigación sobre misofonía – Redacción Médica

0 Shares
0
0
0

¿Te molesta escuchar a alguien mascar chicle? Si es así, no eres el único. De hecho, este tipo de trastorno es conocido como ‘misofonía’, malestar que sienten algunas personas al escuchar a otras masticar o incluso respirar. Ahora, es posible no solo diagnosticarlo sino tratarlo gracias a los estudios de varios científicos, convertidos en uno de los ganadores de los Ig Nobel

Desde hace 30 años, los galardones suizos cuentan con una versión más disparatada que premia aquellas investigaciones curiosas y descubrimientos inusuales, con solidez científica, capaces de “hacer reír, pero luego pensar”. Este año, el premio en la categoría de Medicina reconoce la labor de los científicos holandeses que “que diagnosticaron por primera vez una condición médica largamente ignorada: la misofonía“. 

La crítica también está muy presente en estos galardones, marcados por la pandemia de Covid-19. La gestión de la crisis, de hecho, ha dado pie a la creación de una nueva categoría: Educación en Medicina, destinada a ‘sacar los colores’ a algunos políticos.

Entre los premiados figuran algunos de los grandes líderes mundiales como Jair Bolsonaro de Brasil, Boris Johnson del Reino Unido, Narendra Modi de India, Andrés Manuel López Obrador de México, Alexander Lukashenko de Bielorrusia, o Vladimir Putin de Rusia.

Finalmente Donald Trump, presidente de Estados Unidos, también ha conseguido el Nobel gracias a estos premios, aunque por un motivo menos honroso: “utilizar la pandemia viral Covid-19 para enseñar al mundo que los políticos pueden tener un efecto más inmediato sobre la vida y la muerte que los científicos y los médicos”. En el caso de Lukashenko, es el segundo galardón que recibe. En el año 2013, el político logró alzarse con el de La Paz por ilegalizar aplaudir en público. Este año, el premio ha recaído en los gobiernos de India y Pakistán, por hacer que sus diplomáticos “llamaran al timbre de los otros en medio de la noche, para después salir corriendo antes de que abrieran la puerta”. 

Arañas, cocodrilos y cuchillos fabricados con heces humanas

Quien también podrá presumir de este premio será Richard Vetter por demostrar que muchos entomólogos, científicos dedicados al estudio de los insectos, padecen aracnofobía, miedo a las arañas. El título de su investigación también es digno de mención: ‘Entomólogos aracnofóbicos: cuando dos patas más marcan una gran diferencia’.  

Los Ig Nobel de 2020 también reconocen la curiosidad y dedicación de los antropólogos que probaron la eficacia de los cuchillos diseñados con heces humanas congeladas. También la del grupo de investigadores que hizo vocalizar a una hembra de cocodrilo dentro de una cámara de helio para estudiar las propiedades de su voz o la del equipo de economistas que intentó averiguar la relación entre la igualdad de ingresos y la cantidad de besos que se dan en la boca en cada país. 

Gracias a los premiados, también hemos conocido un nuevo método para identificar a los narcisistas examinando sus cejas o la forma que adquieren las lombrices cuando se someten a vibraciones de gran intensidad. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

También te pueden interesar