Porque no todo son 911: Porsche Klassik vuelve a hacer magia restaurando un 944 S2 – Diariomotor

0 Shares
0
0
0

No es un secreto que Porsche trata con especial mimo y atención a todos sus modelos clásicos, desde los primeros aircooled hasta los “revolucionarios” transaxle, que tanta polémica causaron entre los más puristas, sin pasar por alto youngtimers como los más recientes 911 versión 996 y Boxster 986. Así pues, gracias al departamento Porsche Klassik es relativamente fácil obtener repuestos e información sobre esos modelos, además de ser deleitados en algunas ocasiones por restauraciones de lo más concienzudas. En esta ocasión, y demostrando que hay vida más allá del nueve-once, nos traen este espectacular 944 S2 Azul Cobalto y del que os vamos a contar cómo sido ese proceso de rejuvenecimiento.

Restauración by Porsche Klassik

Desde un principio en Porsche Klassik tenía muy claro qué características debía de reunir la unidad elegida. Para empezar, bajo el capó era imprescindible que albergara el 3 litros de 211 cv correspondiente a la versión S2, el cual tiene un mayor agrado de conducción que la versión Turbo, puesto que carece de esos vacíos de potencia y tiempos de respuesta propios de un turbo de la época. Además, también era condición sine qua non que contara con airbags frontales para garantizar un mínimo de seguridad y aire acondicionado.

La unidad a restaurar era un 944 S2 Azul Cobalto de 1991 que se encontraba en Holanda procedente de Alemania y con un buen historial.

La unidad finalmente elegida fue un 944 S2 Azul Cobalto de 1991 y con un buen historial de mantenimiento, aunque algo necesitado de cariño. Además de reunir todos los requisitos deseados, también disponía de techo tipo Targa, muy útil en verano y días con buen tiempo, además de asientos en tela multicolor “Classic Grey”, los cuales son toda una rareza en comparación con los acabados en cuero. A ellos se le unían otros extras como la radio Blaupunkt original o teléfono Bosch y de suspensión regulable en altura.

Después de pasar veinte años en Alemania, y otros diez en Holanda, donde apenas recorrió 10 mil kilómetros, volvería a las instalaciones de Porsche en Alemania para vivir una segunda juventud. Tras un cambio de neumáticos y su correspondiente revisión, lo primero que se hizo fue sustituir el pomo y fuelle del cambio por unos nuevos, y retapizar el volante en cuero, el cual, al incluir airbag, es compartido con otros modelos, como el 928 o el 968.

Los chicos de Porsche Klassik buscaban una unidad con extras como airbag o aire acondicionado. Esta añadía radio Blaupunk y teléfono Bosch de época, además de suspensión regulable en altura.

Posteriormente se desmontaron los asientos y se enviaron a un pequeño taller especialista en retapizados de Mönnich, donde cambiaron toda la espuma de y el tapizado por otro original, el cual fue comprado en un foro de internet, al más puro estilo petrolhead. A continuación, con el interior en impecable estado, le llegó el turno a su carrocería. Para ello, primero se desmontaron todos los elementos reparando adecuadamente las pequeñas imperfecciones y abolladuras que pudieran existir. Luego, tras repintarlo en su color original en un concesionario Porsche a “precio amigo”, se cambiaron todos los elementos de goma por unos nuevos.

Tras restaurar el interior con un retapizado de los asientos y volante, se procedió a repintar la carrocería manteniendo su color original, un Azul Cobalto empleado en las campañas publicitarios de la época.

Por último, fue preciso reparar el tan imprescindible aire acondicionado, y se restauraron las llantas “Design 90” en un especialista local. Al final, ¿por cuánto ha salido este 944? Pues a los 18.500 € que pagaron la gente de Porsche a su anterior dueño habría que sumarle 14.500 € en la restauración, lo que nos da un total de 33.000 €.

¿Cómo es el Porsche 944 S2?

El Porsche 944 pertenece a la denominada gama transaxle, la cual se caracteriza por contar con un propulsor refrigerado por agua sobre el eje delantero, y una caja de cambios situada sobre el eje trasero. Esta configuración, que también usaba Alfa Romeo en sus Alfetta de 1972, le confiere a estos Porsche un equilibrio óptimo en cuanto al reparto de peso entre ejes, mucho mejor que la de un 911 con el motor descolgado por detrás del eje trasero. Así pues, es mucho más asequible conducir rápido uno de ellos que la del idolatrado 911 coetáneo y sin ayudas electrónicas a la conducción, aunque si bien es cierto que este último, al tener todo el peso sobre el eje trasero, al acelerar tendrá una mayor adherencia.

De la versión S2 en particular se fabricaron 9.400 Coupé y 7.000 Cabriolet, entre 1988 y 1991, contando con un tres litros atmosférico de cuatro cilindros, el tetracilíndrico de mayor cilindrada de su tiempo, el cual rendía 211 cv a 5.800 r.p.m. y 280 Nm de par motor a 4.100 r.p.m., marcando un 0 a 100 km/h en tan solo 7,1 segundos y una velocidad punta de 240 km/h.

El Porsche 944 S2 cuenta con un motor tres litros de cuatro cilindros que rinde 211 cv y 280 Nm de par motor.

El auge de los transaxle

Partiendo de la base que el esquema transaxle ya levantó suspicacias entre los puristas, la gota que colmó el vaso fueron unos motores refrigerados por agua, y para más inri que el propulsor del 924 fuese el mismo que equipaban algunos Audi de la época. Todo ese sentimiento e imagen de “Porsche para pobres”, a pesar que por un 928 GT y su motor V8 se pidieran más de 14 millones pesetas allá por el año 1989, provocó que su popularidad y cotización fuesen mínimas.

El actual auge de los transaxle se debe a una “fiebre Porsche” causada, en parte, por personalidades como Magnus Walker o Spike Feresten.

Así pues, hasta hace poco tiempo era muy frecuente ver en el mercado de ocasión 924 por apenas 3 mil euros, y 944 de entrada por poco más. De hecho, hace cuestión de dos años llegué a ver anunciado en un Centro Porsche de ¿Zaragoza? un 944 rojo de 163 cv por 6.000 euros. No obstante, recientemente estos modelos se han empezado a valorar como realmente se merecen, experimentando fuertes subidas en el mercado, tanto las versiones de acceso, como y sobre todo las más especiales, dentro de las cuales nos encontramos el 944 S2 que nos ocupa. Esto se debe en parte a la “fiebre Porsche” que estamos viviendo, alimentada por verdaderos entusiastas y seguidores como Magnus Walker o el cómico y presentador estadounidense Spike Feresten, otros seguidores menos conocidos a nivel mundial, y como no, a la impresionante y eficaz campaña de marketing llevada a cabo por la gente de Stuttgart.

También te pueden interesar

Ventas digitales en julio de 2020: Paper Mario se cuela en el top 10 de títulos para consolas y Pokémon GO vive su mejor mes desde agosto de 2016 – Nintenderos.com

Gracias a SuperData hemos podido conocer los juegos que más ventas digitales han producido tanto para consolas como en el mercado móvil y PC. Dentro del mercado de consolas, Paper Mario: The Origami King se cuela en su primer mes en el puesto número 8 con la cifra nada despreciable de 555.000 copias. En dicho listado […]