Por falta de suero antiofídico y gasolina muere enfermera mordida por serpiente en Torres – El Impulso

0 Shares
0
0
0

El diputado a la Asamblea Nacional Guillermo Palacios, denunció a través de las redes sociales la muerte de una enfermera en el caserío Pico e’ Gallo en el municipio Torres luego de ser mordida por una serpiente y no haber suero antiofídico, ni ambulancias, ni gasolina para trasladarla

Aunque la paciente fue trasladada en una moto que se averió en el camino, no pudo ser socorrida a tiempo y murió. Se trata de Hilda Lameda quien se desempeñaba como enfermera en ese caserío ubicado en los límites entre los estados Lara y Falcón.

“Esta muerte es un hecho grave que ocurre por no haber suero antiofidico en el ambulatorio rural; no tener una ambulancia y no haber disponibilidad de #gasolina por parte del #regimen, lo que obligó al médico y enfermera al traslado en moto la cual se accidentó”, dijo Palacios a través de su cuenta en Twitter.

El diputado solicitó se abra una investigación sobre el hecho, por todas las muertes que están ocurriendo en el país por falta de insumos médicos y gasolina, “a pesar de los esfuerzos que realizan médicos y enfermeras, como este caso que sólo pudieron aplicar los primeros cuidados”.

La profesional de la salud de 61 años de edad, tenía 35 trabajando en el ambulatorio de ese caserío.

La licenciada en enfermeria Moraima Alvarez que trabaja en el ambulatorio rural de Quebrada Arriba en Torres, confirmó haber recibido a Hilda Lameda quien presentaba la mordedura de una serpiente en su domicilio a las 9:35 de la noche.

“Se le brindaron los primeros cuidados, la hidratación, pero tenemos una limitante que no contamos con ambulancia porque esta dañada. Los familiares y el médico gestionaron el transporte para trasladarla. Sin embargo, a la hora de ir a la estación de servicio, nadie atendió al llamado, no salió nadie a surtir combustible”, comentó la enfermera de Quebrada Arriba.

La profesional de la salud aseguró que la situación se presentó por la falta de gasolina ante la falta de gasolina en la estación de servicio.

Luego de cuatro horas de la mordida la paciente ya estaba complicada presentando edema de su pierna hasta la rodilla y vomitos. Luego de la situación decidieron trasladarla en moto a pesar de las consecuencias que podría tener esta decisión.

Alvarez pidió a los entes gubernamentales gestionar la grave situación que se vive en la población de Torres con el suministro de gasolina. “Es indignante, somos personal de salud, somos seres humanos, necesitamos ayuda y apoyo”.

También te pueden interesar