Murió Valentín López, su última lucha fue conseguir que lo hospitalizaran – Crónica Uno

0 Shares
0
0
0

En marzo fue lapidario cuando le dijo a Crónica.Uno: “Me resigné a morir”. Entonces comenzaba la cuarentena y ya se le hacía difícil conseguir comida y medicamentos para el cáncer de mama, que debía tomar por 10 años. Para poder moverse y salir de Valles del Tuy le pedían salvoconducto, no importaba su condición de paciente crónico, mucho menos su carrera como dirigente sindical del sector salud.

Caracas. Valentín López, cuya única lucha conocida fue la defensa de los beneficios sociales, laborales y económicos de los trabajadores del sector salud, falleció este 19 de agosto como consecuencia de afecciones relacionadas con la COVID-19. Su última batalla la libró tocando las puertas de los hospitales para que lo ingresaran. Sufrió en carne propia el ruleteo que tanto denunció, fue víctima de un sistema sanitario precario y abandonado gubernamentalmente. 

Luego de varios días con dificultad para respirar sus familiares lograron sacarlos de los Valles del Tuy y lo llevaron a un apartamento en Propatria, pues desde ahí se hacía más fácil trasladarlo a los centros asistenciales.

“No hay cama” fue la respuesta que encontró en muchos de esos puestos, donde no era ajeno, pues fueron casi tres décadas que pateó calle con los trabajadores de la salud en reclamo de una convención colectiva justa.

Incluso estos últimos años, con su bastón en el lado izquierdo de su cuerpo y su gorrita que siempre lo acompañó, hizo plantones en las afueras del Ministerio de la Salud, en las puertas del Distrito Sanitario en San Martín, en el Seguro Social, en la Defensoría del Pueblo, en la sede del Ipasme. Siempre al lado de la clase trabajadora.

“Nos quitan muchos beneficios. El pago de los domingos, el bono nocturno, el de transporte y, obviamente, el bono de alimentación que es por el que estamos protestando desde hace meses”, dijo en muchas de esas oportunidades en las que se le vio en una protesta social.

En marzo fue lapidario, y dijo a Crónica.Uno: “Me resigné a morir”. Entonces comenzaba la cuarentena y ya se le hacía difícil conseguir comida y medicamentos para el cáncer de mama, que debía tomar por 10 años. Para poder moverse y salir de los Valles del Tuy le pedían salvoconducto, no importaba su condición de paciente crónico, mucho menos su carrera como dirigente sindical del sector salud, específicamente directivo del Sindicato de Clínicas y Hospitales de Caracas e integrante de la Asociación de Jubilados. 

Le sobreviven su esposa y tres hijas, y un legado de trabajo sindicalista. Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud, lo llamó el legendario líder de la lucha obrera.

#FETRASALUD Fallece Víctima del Covip19 Valentín López, Directivo Del Sindicato de Hospitales y Clínicas, Legendario Luchador Social, Incansable, Perseverante y Firme Defensor de la Clase Obrera del Sector Salud, Mi Hermano, mi Amigo Dios te llene Gloria, Descansa en Paz. pic.twitter.com/EwRUPJgGfc

Para el momento de publicar esta información, el cuerpo de Valentín López estaba en el CDI de La Quebradita, donde finalmente fue ingresado y lo tenían con una bombona de oxígeno. Necesitaba terapia intensiva a la que nunca llegó. Su fallecimiento se suma a los más de 76 casos de trabajadores de la salud víctimas de la pandemia.

Lee también

¿Fueron acertadas las proyecciones de las academias?

También te pueden interesar