Liga de Campeones | El PSG tumba al Atalanta sobre la bocina – Fichajes.com

0 Shares
0
0
0

El primer cruce de los cuartos de final de la Liga de Campeones iba a medir al Atalanta con el PSG. Los transalpinos, que habían superado con contundencia al Valencia en octavos, representaban un peligro bastante serio con motivo de su increíble poderío ofensivo. Por su parte, los galos, con su míster Thomas Tuchel en muletas, tumbaron al Borussia Dortmund.

Sigue después de este anuncio

Nada más arrancar la contienda, Neymar, recordado por los seguidores del FC Barcelona, dispondría de una ocasión manifiesta de gol al quedarse mano a mano con Marco Sportiello. Sin embargo, el carioca, de forma incomprensible, sería incapaz de aprovechar la oportunidad en una de sus auténticas especialidades. La réplica llegaría poco más tarde, aunque Keylor Navas, ex de Levante y Real Madrid, estaría providencial.

De hecho, el internacional con la Selección de Costa Rica intervendría acto seguido para echar de nuevo el cerrojo en sus dominios, haciendo gala de los reflejos felinos que le han caracterizado siempre durante su carrera deportiva. Instantes más tarde, el Atalanta probaría fortuna en una acción a balón parado, pero los de Gian Piero Gasperini no conseguirían sorprender a su contricante.

Una obra de arte de Pasalic

Sí que tendría más suerte Mario Pasalic, que militó en su día en las filas del Elche. Después de una acción realmente embarullada, el cuero fue a parar a las botas de este fantástico futbolista, quien acomodaría el cuerpo para enviar el esférico a una zona inalcanzable para Keylor con un zurdazo de muchos quilates (1 – 0). De esta manera, la entrada de Kylian Mbappé se antojaba fundamental para los segundos 45 minutos.

Neymar continuaba siendo el más activo del PSG, pero no daba con la tecla para superar a un Sportiello que, sinceramente, estaba cuajando un partido inmaculado. Pablo Sarabia, que también pasó por nuestra Liga, se encontraba ligeramente desubicado sobre el tapete verde, al tiempo que Mauro Icardi tampoco conseguía beneficiarse del constante desequilibrio de ‘Ney’.

Tras la reanudación, el Atalanta tuvo en su haber la posibilidad para haber dejado completamente encarrilado su billete hacia las semifinales en Lisboa. Sin embargo, al margen de las concesiones que estaban realizando los franceses en su sistema defensivo, a los de Gasperini les estaba faltando esa pizca de puntería que han evidenciado con creces en la Serie A.

La hora de Mbappé

Por tanto, Tuchel no dudaría ni un solo instante a la hora de dar entrada al campo a Mbappé, quien ocuparía la parcela de Sarabia. El que fuera ariete del AS Mónaco trataría de buscar la espalda y las cosquillas de la retaguardia del Atalanta, un conjunto que podía sufrir lo indecible al tener que frenar a dos de los astros más destacados del planeta fútbol.

A partir de esta decisión de Tuchel, Neymar disponía de un socio de garantías en la búsqueda del empate. El fiasco podría ser terrible para un PSG que ya había vivido varias decepciones europeas a lo largo de las campañas más recientes, por lo que quería sacudirse de encima toda esa presión y aura negativa con la finalidad de alzarse de una vez por todas con la ‘orejona’.

Por el camino, la entidad del Parque de los Príncipes sufriría un contratiempo con la lesión de Keylor, cuyo puesto en la portería sería ocupado por Sergio Rico (a préstamo por el Sevilla). Tras una serie de aproximaciones al área, Neymar dejaría el balón a merced de un Marquinhos que tan solo tuvo que empujar el cuero al fondo de la red (1 – 1). Y casi sin margen de maniobra, Eric Maxim Choupo-Moting le daría la clasificación al PSG para euforia de toda su expedición (1 – 2). El Atalanta ha sido un rival más que digno, pero se ha quedado con la miel en los labios en dos acciones en las postrimerías del envite. Los de Tuchel aguardan a su rival en la siguiente ronda, que saldrá del envite entre RB Leipzig y Atlético de Madrid.

También te pueden interesar