La reinvención del bienestar corporativo – El Cronista Comercial

0 Shares
0
0
0

Las enfermedades no transmisibles ocupan cada vez más lugar en las políticas de prevención de las empresas debido a su incidencia en el ausentismo. La OMS señala que estas enfermedades causan la muerte del 71% de la población mundial y las más comunes son diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infarto agudo de miocardio y ACV.

En la Argentina, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de 2018, estas enfermedades son provocadas por el exceso de peso, que afecta al 66,1% de la población; la obesidad (32,4%) y la presión arterial (40,6%). A su vez, el 22,2% de la población consume tabaco y el 64,9% no realiza suficiente actividad física. De estos datos se desprende que lograr el bienestar corporativo es algo que no puede dejarse de lado y forma parte fundamental para la continuidad del negocio.

Para Clara Estevarena, directora de Wealth de Mercer, la salud y el bienestar de los empleados son la principal preocupación de la fuerza laboral de los ejecutivos y líderes de recursos humanos, seguido de las expecta

Para Clara Estevarena, directora de Wealth de Mercer, la salud y el bienestar de los empleados son la principal preocupación de la fuerza laboral de los líderes de recursos humanos, seguido de las expectativas de los empleados de una experiencia laboral digital de nivel de consumidor, según las tendencias de talento de Mercer 2020. Además de este imperativo, las empresas enfrentan el desafío de brindar a los empleados y sus familias una experiencia de bienestar en un entorno de trabajo virtual coyuntural.



Mirá también

En el país ya se usa para crear órganos de apariencia real y este año surgieron opciones para enfrentar al Covid-19



Sergio Meller, fundador y director de Meller, consultora especializada en procesos de transformación cultural, agrega: “El bienestar corporativo va más allá de ‘la cosmética del wellness’, los snacks saludables y la meditación, implica construir una organización y una cultura sana”.

Para Jorge Habif, director de RR.HH. de La Caja, “uno de los pilares de la salud organizacional implica poner a los colaboradores en primer lugar, construir y jerarquizar una experiencia que sea atractiva para que la gente elija ser parte de esa comunidad”.

Para Naranja el bienestar está basado en “facilitar con alegría y compromiso la vida de cada persona”. Para eso, la empresa cuenta con una propuesta enfocada en promover el disfrute de las actividades, espacios y festejos; lograr un equilibrio en la rutina; aprovechar los beneficios que contribuyen a cuidar las finanzas personales; y que los colaboradores se sientan protegidos.

Natalia Cascardo, directora de Cultura de Apex America, sostiene que “la experiencia de un colaborador es un aspecto clave sobre el que trabajamos desde muchas áreas y programas transversales. Su bienestar es tan crucial como su desempeño y excelencia operativa”.

La razón por la que muchas iniciativas de bienestar no tienen éxito es porque no están diseñadas estratégicamente para cambiar el comportamiento. Para hacerlo hay tres condiciones que deben existir: capacidad, motivación y oportunidad.

Para Federico Katsicas, director de Negocios Corporativos de Wellcorp, es importante la implementación temprana de un programa de bienestar integral que fomente el cuidado de la salud y, además, mejore el entorno laboral. “Erradicar las prácticas de gestión y las culturas de trabajo tóxicas, que causan problemas de salud significativos e incluso afecciones severas en los empleados. Desde las empresas se pueden diseñar acciones para incentivar a que los empleados adopten un estilo de vida más sano”, sostiene.

Un aliado, agrega, “son los programas de bienestar, la importancia de que sean medibles y que exista la posibilidad de evaluar mejoras en función del progreso e intentar medir si ese impacto se refleja de alguna manera primero en la salud o bienestar de sus empleados, y también en los resultados de la compañía”.

En tanto, Javier Minsky, CEO de Virtualmind, complementa: “Las acciones pensadas en el colaborador deben estar orientadas a las emociones positivas, al permanente acompañamiento y fortalecimiento de los vínculos con los directivos y con cada uno de los integrantes de un equipo de trabajo, al cuidado físico y al incentivo del crecimiento personal y profesional”.

Cuesta pensar que la tecnología y los datos pueden jugar un rol destacado en este proceso de cambio de comportamientos. Pero lo juegan. Katsicas entiende que, para alcanzar el bienestar corporativo, es importante conocer el estado de salud y bienestar de los colaboradores y luego, con esta información, trabajar en la implementación de programas y políticas que coincidan con sus necesidades.

Según el ejecutivo, la tecnología facilita a través del “gaming” los cambios de hábitos saludables, con el uso de metodologías de pequeños logros, y, por otro lado, los datos ofrecen información sobre las necesidades de la población de cada empresa, para poder implementar políticas que reflejen y cubran las necesidades propias de cada compañía. Wellcorp acaba de anunciar la comercialización en la Argentina de Vitality, el programa de bienestar. La plataforma utiliza el poder de los premios, los datos y la economía del comportamiento para incentivar y guiar a los individuos hacia una vida más saludable.

Martina Massa, gerente de Marketing y Comunicaciones de Practia, observa: “Analizamos cómo la tecnología puede mejorar la calidad del tiempo que pasamos en el trabajo. Nos apoyamos en profesionales de diferentes áreas, así como en tecnologías y metodologías que potencian la productividad y el trabajo en equipo. La tecnología y los datos son grandes aliados”, dice.

Por su parte, Pablo Talarico, director de Ventas de Gestión de la Experiencia de SAP Qualtrics para Región Sur, sostiene que los datos juegan un rol central. “Estamos utilizando nuestra plataforma de gestión de la experiencia, Qualtrics, para desplegar un programa de escucha de nuestros colaboradores con la que, mediante una breve encuesta, medimos aspectos como sentimientos, confianza en los líderes y barreras para trabajar desde casa. También la ofrecimos de manera gratuita a otras empresas”.

Estevarena cierra: “Las herramientas digitales permiten ampliar el conocimiento y ‘escuchar’ a los empleados para personalizar la experiencia”.

También te pueden interesar