La importancia de la revisión médica postcovid para una total recuperación – OKDIARIO

0 Shares
0
0
0

Tras los duros meses de crisis sanitaria provocada por el Covid-19, lo que más buscan los ciudadanos es la tranquilidad de saberse sanos. No sólo por su propia salud, sino también por el cuidado de la salud de su alrededor, de sus seres queridos. Por ello, es muy importante hacerse chequeos médicos postcoronavirus con el fin de conocer el estado de salud y posibles secuelas físicas que hayan podido dejar en nuestro organismo la enfermedad del Covid-19 si la hemos padecido o sospechamos haberla padecido.

Actualmente este tipo de revisiones incluyen una consulta de Medicina Interna y Neumología, Espirometría, analíticas de sangre, orina y Covid-19, así como electrocardiogramas, radiografías y TAC de tórax, así como consultas de seguimiento un mes después con test PCR y serología en función del estado evolutivo de la enfermedad.

«Durante todas las pruebas médicas los pacientes son acompañados por un asistente y, además, en el mismo día van a tener una valoración inicial del chequeo, un informe médico y una valoración personalizada», explica el Dr. Agustín Fernández Villar, coordinador de Urgencias del Hospital Quirónsalud Sur. Todo el proceso, está liderado por un director médico que coordina a todos los especialistas y pruebas diagnósticas para obtener una valoración específica desde la óptica de cada experto y tener un diagnóstico integral y completo.

Programa de recuperación postcovid-19 para cuadros médicos complejos

En esta era postpandemia, además, la Unidad de Medicina Funcional de Quirónasalud de Málaga ha activado un programa de recuperación postcovid-19 que atiende de manera global, rápida y eficaz los síntomas que presentan los pacientes durante la fase de convalecencia, tras la hospitalización o tras un período sintomático domiciliario, acortando el tiempo de recuperación y previniendo la aparición de secuelas.

Es una iniciativa muy importante porque las personas que han padecido coronavirus presentan un complejo cuadro de síntomas, como tos seca, cansancio intenso, dolores articulares y musculares muy limitantes, alteraciones sensitivas y del sueño y neurovegetativas, haciendo de la convalecencia un período clínicamente complejo.

En este sentido, según señala el Dr. Carlos de Teresa, jefe de la Unidad de Medicina Funcional, «la recuperación de los pacientes que han sufrido una infección por Covid-19 está siendo especialmente complicada, porque el cuadro sintomático que presentan es muy complejo». De hecho, continúa la Dra. Susana Ríos, directora clínica de la misma Unidad, «el cansancio y la fatiga muscular que presentan va mucho más allá del que se produce normalmente en un estado de convalecencia. Esto se debe a que, además de estar implicado el sistema muscular, tenemos una gran afección del sistema neurológico y del sistema cardiovascular».

Procesos integrales y globales

Por todo ello, el equipo de la Unidad Funcional y Deportiva ha establecido este programa específico en el que abordan todos estos procesos de forma global e integral. «Esto nos permite conseguir una recuperación más completa mediante estrategias de tratamiento específicamente dirigidas a revertir el proceso inflamatorio, la disfunción neurovegetativa e inmune, así como la sensibilización neurológica periférica y central como procesos que perpetúan las alteraciones fisiopatológicas muscular y de los sistemas nervioso e inmunológico», apunta la Dra. Ríos.

El tratamiento, basado en el Método TERYOS (Therapeutic Target Non-Invasive Stimulation), se realiza mediante técnicas transcutáneas indoloras y no invasivas, exentas de efectos secundarios. Relata el Dr. De Teresa que están «usando dispositivos de transmisión de señales bioeléctricas que modulan las respuestas musculares, inmunológicas y neurológicas periféricas y centrales, y produciendo así efectos antinflamatorios, de estimulación vagal (con reversión de distonías neurovegetativas e hipotálamo-hipofisarias), y efectos analgésicos y desensibilizantes, modulando las respuestas de nociceptores y de los procesos de transducción y transmisión nerviosas y normalizando la actividad neuromuscular y de los cordones posteriores medulares».

Favorecer la reversión de posibles complicaciones

El objetivo de esta estrategia diagnóstica y terapéutica es «lograr una recuperación funcional lo más precozmente posible para así alcanzar la situación de independencia previa a la enfermedad del paciente y favorecer la detección y reversión de posibles complicaciones», añade. Para lograrlo, la Unidad de Medicina Funcional de Quirónsalud Málaga valora el estado de sus pacientes, detectando las alteraciones que agravan o perpetúan los cuadros sintomáticos, estableciendo una precisa prescripción de tratamiento dirigida específicamente a las principales dianas terapéuticas de este proceso.

Con tal fin, concluye el Dr. De Teresa, «cabe destacar la inclusión en el programa de la Unidad de la ecografía pulmonar como técnica muy novedosa y útil, que permite un seguimiento más preciso de la evolución respiratoria de los pacientes».

También te pueden interesar