John Travolta: una vida exitosa marcada por tres tragedias – El Nacional

0 Shares
0
0
0
John Travolta
Foto Archivo

El mundo del cine ha sido golpeado con una nueva tragedia el 12 de julio luego de que se conoció el fallecimiento de la actriz Kelly Preston, de 57 años de edad, por un cáncer de mama con el que batallaba desde hace dos años.

“Con gran pesar les informo que mi preciosa mujer Kelly perdió su lucha de dos años frente al cáncer de mama. Luchó con coraje y el amor y apoyo de muchos (…) El amor de Kelly y su vida siempre serán recordados”, cita el comunicado, firmado por su esposo, John Travolta.

La muerte de Preston por cáncer de mama es la segunda vez que ese mal golpea a Travolta con una mujer que amaba, pues en 1977 fue la misma enfermedad la que se llevó a la actriz Diana Hyland, el primer gran amor del intérprete.

Diana Hyland

Travolta y Hyland se conocieron en el set de El chico de la burbuja de plástico (1976), película hecha para televisión en la que el actor, entonces de 22 años de edad, era el protagonista mientras que la actriz, de 40 años, era su progenitora.

La relación fue tan corta como fue intensa y la muerte ocurrió poco después que Travolta terminó de filmar Fiebre de sábado por la noche, la película que lo lanzaría a la fama como estrella internacional.

Según el actor, cuando Hyland falleció el 27 de marzo de 1977, lo hizo entre sus brazos. “Sentí como el aliento se le iba”, afirmó en una entrevista con People en 1979.

“Yo pensé que había estado enamorado antes, no lo estaba. Desde el momento en que la conocí me sentí atraído. Me divertí más con Diana de lo que hice en toda mi vida”, dijo a la misma publicación años después.

Jett Travolta

Aunque estuvo relacionado con las actrices Catherine Deneuve y Marilu Henner en los 80, el siguiente gran amor de Travolta sería Kelly Preston, a quien conoció durante la filmación de la película Los expertos (1989) en 1987. En 1991 se casarían en una ceremonia en París mientras esperaban el nacimiento de su primer hijo, Jett Travolta, una felicidad que no se vio mermada cuando posteriormente se diagnosticara al niño con autismo. La familia creció en el año 2000 con el nacimiento de la segunda hija del matrimonio, Ella Bleu.

Pero la tragedia volvería a golpear a los Travolta con la muerte accidental de Jett el 2 de enero de 2009, cuando durante unas vacaciones familiares en las Bahamas el joven de 16 años sufrió convulsiones en la bañera y se golpeó la cabeza.

En una entrevista de 2014 Travolta describió la muerte de Jett como lo peor que le le había pasado en la vida.

“La verdad es que no sabía si lo iba a superar. La vida ya no era interesante para mí, así que me tomó bastante para sentirme mejor”, dijo ante un auditorio en el Theatre Royal Drudy Lane de Londres.

La trágica situación se vio empeorada cuando, según el propio Travolta, uno de los paramédicos que atendió a su hijo intentó extorsionar a la familia por $25 millones a cambio de no publicar información sensible sobre el deceso, llevando a una batalla legal que duraría más de un año y terminaría con la corte decidiendo que se necesitaba un nuevo proceso, el cual la familia del actor finalmente declinó abrir.

Kelly Preston

El nacimiento de Benjamin en 2010 ayudó a sanar las heridas  en la familia por la pérdida de Jett. “Él ha traído a nuestro hogar un espíritu renovado y un propósito. Nos trajo un nuevo comienzo”, afirmó el actor a la revista Hello. Kelly y Travolta también dieron crédito a su iglesia, la Cienciología, por apoyarlos durante su duelo.

El matrimonio entre Preston y Travolta duraría casi 30 años, una eternidad en el convulsionado mundo del espectáculo. En una entrevista con US Magazine, Preston afirmó que una relación como la suya “no solo ocurre, tienes que trabajar en ella. Tienes que mantenerla divertida y eso es lo que hacemos”.

Esta relación terminó el 12 de julio, cuando Travolta confirmó la muerte de Kelly Preston después de dos años de una valiente lucha contra el cáncer de mama.

“Estaré tomándome un tiempo para mis hijos, quienes perdieron a su madre, así que perdónenme si no escuchan de nosotros por un rato. Pero por favor sepan que siento su cariño en las semanas y meses que tenemos adelante mientras sanamos”, concluyó Travolta.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


También te pueden interesar