Herring retiene corona superpluma de la OMB tras descalificación de Oquendo – Izquierdazo

0 Shares
0
0
0

Jamel Herring defendió su título superpluma con sangre, sudor y lágrimas en Las Vegas al retener su corona de la OMB luego de que su rival, Jonathan Oquendo, quedara descalificado por reiterados cabezazos intencionales.

Luego de que el experimentado réferi, Tony Weeks, sancionara al boxeador puertorriqueño al final del octavo capítulo por insistir en dañar a Herring con cabezazos deliberados, se acabó el pleito. Esto sienta las bases para que se mida a Carl Frampton a finales de este año.

El veterano de 34 años derribó a Oquendo en el segundo asalto, y luego de eso, los testarazos comenzaron. Un corte en el ojo derecho de Herring fue provocado por uno de eso cabezazos, y ahí se le redujo un punto al boricua.

Pero los cabezazos no se detuvieron ahí y al final de la velada, fueron determinantes para las aspiraciones de Oquendo. Cuando se dio la descalificación del boricua, dos de las tarjetas de los jueces estaban 80-70 en favor del estadounidense. El otro juez registraba en su cartón 79-71.

“Las cosas se pusieron feas”, declaró Herring, quien ahora suma triunfos en 22 de sus 24 combates como profesional. No estaba muy satisfecho del todo con mi actuación, para serles honesto. Estoy decepcionado con el resultado. Nunca había estado en esta situación”, dijo tras la pelea.

“Decepcionado, es todo o que puedo decir. Voy rumbo al hospital para una tomografía y puntadas. Así son las cosas”, publicó Herring en redes sociales.

“Sentarse en un hospital, solo, mientras te insultan con todo tipo de negatividad, eso es otra cosa. No estoy enojado, no estoy triste, solo estoy sumido en mis pensamientos. Seguiré cumpliendo con mis obligaciones contra Frampton, pero esa pelea puede ser la última. He perdido demasiado tiempo lejos de mi familia, lo que es”, dijo en su cuenta de Twitter.

A propósito de la pelea con el británico, Herring dijo: “Todavía quiero la pelea con Carl Frampton, enseguida, a toda costa. Noviembre, diciembre, cuando sea, Quiero esa pelea a continuación”.

Herring fue programado para pelear con Oquendo en julio, pero la pelea su pospuso un día antes de la misma porque el estadounidense había dado positivo a Covid-19 por segunda ocasión

También te pueden interesar