Florentino Pérez le echa en cara a la afición su disputa con este galáctico – Don Balón

0 Shares
0
0
0

El Real Madrid ha sido hogar para muchos galácticos en los últimos años desde que Florentino Pérez llegó a la presidencia del conjunto blanco. Muchos han dejado sin pena ni gloria por el Santiago Bernabéu tras costar una millonada, mientras que otros han dejado el club por la puerta de atrás a pesar de contar con el apoyo de la afición. Algunas de las apuestas personales del círculo de confianza de Florentino no han llegado a cuajar vestidos de blanco como le pasó a Kaká nada más comenzar la segunda etapa del presidente. El brasileño se quedó a la sombra de Cristiano Ronaldo y otros muchos después de costarle casi 70 millones de euros al Real Madrid.

En este caso hay que remontarse hasta el verano de 2013 para encontrar el enfrentamiento entre el presidente y la afición del Real Madrid por un futbolista. En una etapa en la que Florentino Pérez fue muy cuestionado, sumado a la marcha de José Mourinho cierto sector de la afición pedía la dimisión de su cargo al presidente merengue. El jugador que tanto revuelo formó con su marcha no fue otro que Mesut Özil que puso rumbo al Arsenal ese verano por unos 50 millones de euros. El futbolista alemán no entraba en los planes de Carlo Ancelotti, pese a que los propios aficionados blancos llegaron a cantar que “Mesut no se vende” durante la presentación del fichaje de Isco Alarcón en el Santiago Bernabéu.

 

Una situación muy complicada que ha acabado dando la razón a Florentino Pérez con el paso de los años. El futbolista de origen turco lleva desde entonces en el Arsenal con temporadas muy discretas, siendo siempre un jugador irregular y sin hacerse con el puesto de indiscutible pese a llegar con el cartel de estrella. El jugador nacido en Gelsenkirchen se ha llegado incluso a convertir en un gran problema para el cuadro londinense, teniendo en cuenta que su salario es sumamente elevado y su aportación al equipo mínima. A sus 31 años le queda otro año más de contrato en el Emirates Stadium, mientras su valor de mercado ha caído en picado hasta los apenas 17 millones de euros.

El Arsenal le busca destino para evitar pagarle una temporada más su alto salario, mientras que el Fenerbahce turco se postula como el principal interesado en el mediapunta alemán. El nivel de Mesut Özil dista mucho del que demostró con el Real Madrid o la selección alemana con la que se convirtió en campeón del mundo en 2014. Florentino Pérez presume ahora de su éxito al dejar marchar al futbolista durante el verano de 2013, recibiendo además 50 kilos en su jugada maestra; consolidándose aún más como presidente del Real Madrid disipando cualquier tipo de duda al respecto. El galáctico ha terminado estrellado y sigue buscando un nuevo destino para el año que viene.

También te pueden interesar