Escultura de Diomedes se quedó sin diente de ‘diamante’, se lo robaron – El Tiempo

0 Shares
0
0
0

La escultura ‘La silla de Diomedes Díaz’, ubicada a la entrada del Balneario Hurtado de Valledupar, vuelve a ser blanco de los vándalos.

Esta vez robaron ‘La piedra de murano’ que simbolizaba el diamante que el cantante vallenato tenía incrustado en uno de sus dientes.

“Tuvieron que darle con un destornillador para desprenderlo, porque estaba bien sujetado por la parte de atrás. ¿Será que pensaron que era un diamante de verdad?, ¡Están locos!”, dijo, alarmado, Jhon Peñaloza, el escultor de la obra.

(Le recomendamos leer: Alcalde exigía a pueblo evitar fiestas, pero lo hallaron de parranda)

El acto fue rechazado por la ciudadanía y los artistas visuales.

Este acto vandálico contra la figura de Diomedes se suma a que hace unos días dejaron sin dos dedos de la mano izquierda al monumento ‘La voz tenor del vallenato’, instalada hace algunos meses en el parque de la provincia de Valledupar en honor al cantante vallenato, Iván Villazón.

“Debería existir una política cultural que salvaguarde la protección del patrimonio que tiene el municipio, independientemente de quien esté gobernando”, recalcó Peñaloza.

(En fotos: Indignación por fotos obscenas con escultura de Diomedes Díaz)

Fue la primera escultura que se colocó en ese lugar. En ese entonces, le robaron la medalla de la virgen del Carmen.

“La silla de Diomedes Díaz” es un monumento con el que el municipio rinde un homenaje a grandes representantes del folclor local, entre estos el fallecido Cacique de La Junta.

Se trata de una banca metálica con listones de madera y una estatua a escala natural de Diomedes Díaz con una expresión característica del cantautor en color bronce metalizado.

Fue inaugurada en el 2017, en el marco de la celebración de los 60 años del natalicio del artista. Tuvo un costo de 40 millones de pesos, financiada por la alcaldía de Valledupar, como parte del proyecto de intervención paisajística de la ciudad y recuperación de la glorieta aledaña al Balneario Hurtado.

En el 2018, la obra tuvo que ser sometida a un proceso de restauración por parte de sus creadores, ya que presentaba un notable deterioro en las botas, las manos, la boca y la frente.

“Fue la primera escultura que se colocó en ese lugar. En ese entonces, le robaron la medalla de la virgen del Carmen. Lo primordial ahora, es que coloquen una vigilancia privada como la que tenía antes, parece que este parque no lo cuida nadie”, afirmó el escultor.

(Le puede interesar: Carlos Vives habló y este es el cambio que pidió para su escultura)

Por su parte, la administración municipal, evalúa los daños ocasionados e investigará los hechos para judicializar a los responsables.

En igual sentido, hizo un llamado a la comunidad para proteger estos monumentos que son un referente turístico de la región.

“Cuiden lo que tenemos. Valledupar es un museo a cielo abierto, estas obras representan un potencial valioso para la ciudad. Estamos buscando reactivar el turismo cultural a través de ellas”, subrayó Carlos Liñán, jefe de la oficina de cultura de Valledupar.

También lo invitamos a leer:

Así se robaron $ 24.000 millones de un banco sin hacer un solo disparo

La ‘femenina’ estatua de Carlos Vives que genera polémica en el Caribe

Ludys Ovalle Jácome
Especial para El Tiempo
Valledupar

También te pueden interesar