El secreto de Sergio Ramos y Pilar Rubio que no gustará al madridismo – Don Balón

0 Shares
0
0
0

Sergio Ramos y Pilar Rubio se encuentran muy felices a la espera de su cuarto hijo. Es cuestión de días para que den la bienvenida al nuevo integrante y revolucionen todas las redes. Sin embargo, esa emoción podría verse empañada en estos momentos con una extraña confesión, el Real Madrid no lo vio venir nunca. 

Pilar Rubio ha realizado continuamente actualizaciones sobre su embarazo en las redes, y es que su faceta de mamá fitness genera mucha admiración. Por su parte, Sergio Ramos tiene muchos motivos para estar feliz. Ahora, el secreto más inesperado resulta ligado a la carrera profesional de Ramos y a su vida familiar. 

Sergio Ramos y Pilar Rubio no quieren el fútbol en el futuro de sus hijos

Ramos lleva jugando al fútbol casi todos sus días, un privilegiado que con 19 años consiguió fichar por el Real Madrid. El deporte es un estilo de vida, un trabajo muy exigente que genera gran satisfacción si se logra lo esperado. Prueba de ello es el triunfo en el campeonato de Liga, donde marcó un nuevo récord de goles para un defensor y dejó a los fanáticos contentos. Pero, cuando sucede lo contrario, llueven críticas y es muy difícil cargar con todo el peso emocional. 

La superficie del futbolista TOP indica que todo es perfecto y que el sueldo sustancioso es suficiente, sin embargo, no es lo que Sergio quiere para sus hijos. Pilar tiene mucho tiempo a su lado y comprende que en el fútbol se juega más allá del campo. Es una batalla de superación a nivel profesional, social y personal. Otros grandes han padecido depresión y diversas enfermedades provenientes de la presión, además de que las lesiones son más comunes y desgastantes de lo que parece. 

Sergio Ramos y Pilar Rubio no quieren que sus hijos sean futbolistas por todo lo antes mencionado. Están conscientes de que no les pueden evitar todos los males de la vida, pero sí pueden contribuir en la búsqueda de otras carreras más sanas. El madridismo quedó incrédulo ante tales posturas, pero es un razonamiento válido de padres. 

También te pueden interesar