El reclamo de un militar retirado a Vladimir Padrino López: “No recibimos pensión, sino una pequeña ayuda que no cubre el 5% de la canasta básica” – infobae

0 Shares
0
0
0
El ministro de la Defensa Vladimir Padrino López
El ministro de la Defensa Vladimir Padrino López

Si la situación médico asistencial de los militares en Venezuela era caótica antes del Covid-19, la pandemia la ha convertido en desesperante, de sobrevivencia. El hospitalito del Fuerte Tiuna es un privilegio solo para los altos jerarcas del Gobierno y sus familiares; al personal militar, inclusive médicos, los envían a los hospitales de Lídice, al Perez Carreño y al Domingo Luciani. El miedo hace estragos ante la cantidad de militares contagiados y fallecidos.

Un oficial del Ejército, el Mayor retirado Ramón Antonio Arteaga Alfinger, promoción 1974, le envía una fuerte exigencia al Ministro de la Defensa. “Los militares retirados y afiliados sufrimos la peor crisis económica y social de toda la historia del país, por culpa de los entes responsables que no cumplen ni hacen cumplir la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) ni las leyes correspondientes para recibir una pensión digna, un Sistema de Salud adecuado y eficiente, un Sistema de Seguridad de Vida, Salud y Hospitalización, un Sistema Recreacional y atención al adulto mayor”, le dice.

Indica que le solicitan, al general en Jefe Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa del ente rector responsable en la materia, “soluciones a tan difícil y precaria situación por la cual estamos atravesando”.

En el caso del pago de pensiones “queremos aclararle al Ministro el concepto de ‘pensión de reserva activa’, que se especifica en la Ley Negro Primero, Art 35 y en los 80-86 y 91 de la Constitución Nacional”.

Agrega: “Señor Ministro, los Militares Retirados y Afiliados no estamos arrodillados rogando favores, estamos de pie y erguidos exigiendo que se cumpla la Constitución Nacional y las Leyes correspondientes, para que se nos cancele una Pensión Digna, que nos permita honrar las retenciones de contribución y nuestras obligaciones para cumplir con los porcentajes y mejorar nuestros beneficios, como lo establece la Ley Negro Primero en los artículos 11-12 y 13”.

La situación de medicamentos y atención médica impacta a civiles y a militares por igual
La situación de medicamentos y atención médica impacta a civiles y a militares por igual

Exigimos que nuestras pensiones, las cuales son contributivas, estén en concordancia como lo establecido en la Constitución, artículos 80 y 91 y en La Ley Negro Primero, artículos 35 y 36”.

Argumenta el mayor Arteaga Alfinger que “asumimos, como prioridad de nuestros derechos, se nos cancele la pensión acorde al costo de la canasta básica, la cual incluye: alimentación, servicios básicos (agua, electricidad, teléfono, transporte,) medicinas y recreación”.

Recuerda que las pensiones de los militares deben corresponderse “a los decretos del Ejecutivo Nacional, el cual parcialmente dolarizó la economía, al decretar el pago del combustible en dólares, así como la comercialización de alimentos, medicinas, repuestos, hospitalización, entre otros”.

Es imposible la adquisición de productos y servicios, dice, porque son comercializados en divisa, imposibilitando su adquisición en bolívares, debido a la macro devaluación.

Insiste en dejar claro “ante el Ejecutivo Nacional y ante usted señor Ministro, que en la actualidad, los militares retirados y afiliados no recibimos pensión, a cambio recibimos mensualmente, por parte del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa) una pequeña ayuda dineraria, que no alcanza para cubrir el 5% de la canasta básica”.

Increpa a Padrino López al decirle que “pedimos y exigimos repuestas valederas, sin evasivas y ambigüedades a nuestra solicitud; ya nos hemos sacrificado lo suficiente y nuestra calidad de vida empeora día a día”.

Sede del Instituto de Previsión Social de los militares en Caracas
Sede del Instituto de Previsión Social de los militares en Caracas

El precario sistema de salud

“Los militares retirados y afiliados exigimos un sistema de salud para la familia militar que incluya a los activos, según lo contemplado en la CRBV en los artículos del 83 al 86 y en la Ley Negro Primero, artículos 74, 77, 78, del 81al 91, y 94”, dice Arteaga Alfinger.

Solicita que “sean normalizadas y controladas las entregas de medicinas para tratamientos prolongados, acorde a los informes médicos avalados por los Centros de Salud Militar”.

Agrega la necesidad de la “dotación de insumos para las hospitalizaciones. La alimentación de los hospitalizados debe ajustarse a las dietas pre-establecidas por el médico tratante. Dotación de reactivos para los exámenes de laboratorio. Exigimos equipamiento y disponibilidad de equipos médicos para traslados de emergencias y contratación de profesionales Especialistas en las diversas ramas de la Medicina”.

En cuanto a la póliza de seguros, “exigimos el cumplimiento de los artículos 71 y 73 de la Ley Negro Primero, que permita una póliza digna acorde con los costos actuales; señor Ministro, para poder cancelar una póliza colectiva y complementaria es necesario recibir una pensión digna, como establece la Constitución y las Leyes para que los porcentajes sean deducidos de nuestras pensiones y así evitamos explicaciones genuflexas y ambiguas al respecto”.

Reclama que no hay explicación válida a que “porque una empresa aseguradora no cumpla a tiempo con sus pagos al sector salud privado, seamos excluidos y no admitidos en Centros de Salud con convenio; a pesar de que ese concepto es deducido automáticamente de nuestras pensiones”.

Confiesa el mayor Arteaga Alfinger, al dirigirse al ministro Padrino López: “¿Sabe usted que como consecuencia de la peor crisis de pobreza a la que hemos sido sometidos los militares retirados y afiliados, tenemos que acudir a la ayuda económica entre colegas, amigos, familiares y compañeros de promoción para cubrir la compra de medicinas, hospitalizaciones y en el peor de los casos los gastos funerarios? ¿Cómo se denomina esto? justicia social”.

El Hospital Militar de Caracas no tiene con qué atender a los militares activos y retirados
El Hospital Militar de Caracas no tiene con qué atender a los militares activos y retirados

No es político

Sobre la recreación, “lógicamente como nosotros, militares retirados y afiliados no recibimos pensión, tampoco tenemos para aportar al Fondo de Recreación, porque lo que recibimos es una ayuda económica por parte del Ipsfa y en lo personal desconozco de algún plan o programa recreacional que realice el Círculo Militar de la Fuerza Armada para la Reserva Activa y Afiliados; quizás en Caracas”.

Le recuerda al Ministro de la Defensa que “la Reserva Activa y sus Afiliados, en su mayoría, son adultos mayores. En el Interior del país se desconoce la ubicación de esas casas y centros de atención al adulto mayor”.

En el inicio de un evento en el Hospital Militar de Caracas en el 2018
En el inicio de un evento en el Hospital Militar de Caracas en el 2018

Finalmente, el mayor convoca a todos los militares retirados y afiliados para que respalden la misiva dirigida a Padrino López, “que por ningún motivo persigue fines políticos, golpistas, desestabilizadores, apátridas, imperialistas o con ambiciones personales. Por el contrario, apegados a la Constitución y las leyes por el rescate de nuestro honor, excelencia y calidad de vida”.

Sugiere que se aproveche “las concentraciones de militares retirados y afiliados durante la entrega de cajas CLAPS en cada guarnición”, para disertar, dar lectura a su escrito y hacer entrega de este al jefe de la dependencia”, recomienda el mayor Ramón Arteaga.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

La Comunidad Andina pidió ayuda para los migrantes venezolanos

EEUU respondió al envío de la misión diplomática de la UE a Caracas: “No se negocia con alguien dispuesto a asesinar a miles de personas”

También te pueden interesar