Donald Trump, acorralado por sus propias declaraciones: Yo no mentí – LA NACION

0 Shares
0
0
0

El presidente norteamericano, Donald Trump Fuente: AFP

WASHINGTON.-

Negó sus propias palabras, y dijo: “Yo no mentí”

. Acorralado como nunca antes durante una muy tensa conferencia de prensa en la Casa Blanca,


Donald Trump

trató de desactivar el escándalo generado por sus entrevistas con el legendario periodista del

Washington Post

, Bob Woodward

, en las cuales reconoció haber minimizado a propósito la gravedad de la pandemia del


coronavirus

para evitar crear pánico. Su fórmula: Trump intentó desmentirse a sí mismo.

“¿Por qué le mintió al pueblo estadounidense y por qué deberíamos confiar en lo que tiene que decir ahora?”, le preguntó John Karl, de la cadena ABC, al abrir la ronda de preguntas de Trump en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Ofuscado, Trump sacudió la cabeza y le contestó: “Qué terrible pregunta, y la fraseología. Yo no mentí. Lo que dije es que tenemos que estar tranquilos, no podemos entrar en pánico”.

Una serie de entrevistas grabadas por Woodward entre diciembre y julio revelaron que Trump sabía, a principios de febrero, que el nuevo coronavirus se transmitía por el aire y era más mortal que la gripe. Por ese entonces, Trump decía en público que el coronavirus “es como la gripe”, y recién varios meses después comenzó a alentar a la gente a usar barbijo para evitar contagios. Trump le dijo a Woodward que quería “restarle importancia” a la pandemia porque quería evitar generar pánico.

“Siempre quise restarle importancia. Todavía me gusta restarle importancia porque no quiero crear pánico”, le dijo Trump a Woodward, en otra conversación, el 19 de marzo.

Desde que se conocieron las entrevistas, Trump y la Casa Blanca quedaron a la defensiva y montaron una campaña mediática para intentar desactivar el escándalo argumentando que el presidente nunca ninguneó la seriedad de la pandemia. Trump brindó anoche una entrevista con Sean Hannity, el periodista más cercano al presidente de la cadena Fox, en la cual insistió en negar sus propias declaraciones en las grabaciones de Woodward: que buscó, adrede, minimizar la gravedad de la peor crisis de salud que ha azotado a Estados Unidos en el último siglo. Pero Trump también defendió su actitud, al afirmar que era una prueba de liderazgo. En esa línea, Hannity, aliado de Trump, lo defendió comparándolo con Franklin Delano Roosevelt y su famosa frase: “Lo único a lo que debemos temer es al miedo en si mismo”.

Trump también ha atacado varias veces a Woodward, uno de los periodistas más prestigiosos de Estados Unidos, quien destapó junto a Carl Bernstein el escándalo Watergate.

“Si Bob Woodward pensó que lo que dije era malo, entonces debería haber ido inmediatamente, justo después de que lo dije, a las autoridades para que puedan prepararse”, dijo Trump en la conferencia.

“Bob Woodward no es el presidente”, lo interrumpió Phillip Rucker, periodista del Post.

Las declaraciones de Trump a Woodward desataron una tormenta política en Estados Unidos, al mostrar una versión totalmente distinta de la pandemia y del virus a la que Trump y la Casa Blanca brindaban a la gente a principios de este año. “Esto es muy leve”, le había dicho Trump a Fox News a principios de marzo, en una entrevista con Hannity. También dijo que en uno de sus ida y vuelta con la prensa en la Casa Blanca que el coronavirus “va a desaparecer, un día, como un milagro, va a desaparecer”, y minimizó la mortalidad de la enfermedad al compararla varias veces con la gripe común.

Trump llamó en varias ocasiones al virus “Kung Flu” -incluso en sus actos de campaña-, y presionó en abril para que los estados levantaran las restricciones para evitar un deterioro mayor a la economía. Pese a que sabía que el virus se contagiaba por el aire, Trump nunca ordenó el uso del barbijo, y desalentó su uso hasta el verano boreal, cuando se dejó sacar una foto usando uno por primera vez al visitar un hospital.

Poco después de que se conocieron las grabaciones, la etiqueta #TrumpKnew, o #TrumpSabía se convirtió en tendencia en las redes sociales. La vocera de Trump, Kayleigh McEnany, negó que Trump hubiera minimizado la crisis, pero el propio Trump luego reconoció en un acto en la Casa Blanca que quería evitar “crear pánico”.

“¿Engañó a la gente?”, le preguntó un periodista tras un acto en el que presentó una nueva lista de candidatos a la Corte Suprema, que podría llegar a proponer en caso de ser reelecto.

“Bueno, creo que si decís para reducir el pánico, tal vez sea así. El hecho es que soy un entusiasta de este país. Amo nuestro país y no quiero que la gente se asuste. Yo no quiero crear pánico”, respondió.

Las nuevas declaraciones de Trump provocaron una ola de repudio por parte de sus críticos y de los demócratas, y volvieron a colocar a la pandemia del coronavirus en el centro de la campaña presidencial. Trump corre con desventaja respecto de Biden en gran medida por la muy criticada respuesta de su gobierno a la pandemia del nuevo coronavirus. El candidato presidencial demócrata aprovechó la oportunidad para renovar sus críticas al mandatario, al acusarlo de “incumplir con su deber”.

ADEMÁS

También te pueden interesar