Claves para comprender la normalización en el abastecimiento de combustible en Venezuela – teleSUR TV

0 Shares
0
0
0

El Gobierno venezolano ha tenido que recurrir a planes estratégicos para normalizar el abastecimiento de combustible en el país  y así garantizar la distribución total y absoluta de las 1.568 estaciones de servicio con que cuenta el país. Si se analiza la medida se toma en pro de superar las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por Estados Unidos (EE.UU.)

LEA TAMBIÉN: 

Ministro venezolano detalla sistema de distribución de gasolina

El vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami dio a conocer que ya se produce todo el combustible que demanda el país a partir de la entrada en funcionamiento de dos refinerías, con lo cual se prevé quede superado el desabastecimiento en este rubro y, en lo estratégico, se superen más obstáculos asociados a las sanciones del Gobierno de EE.UU.

Desde medidas económicas en contra de la industria petrolera y sus aliados estratégicos hasta la apropiación indebida de empresas pertenecientes al Estado venezolano, forman parte de las acciones contra Venezuela que ha llevado a cabo la administración del presidente estadounidense para dañar los intereses vitales del país.



El bloqueo de EE.UU. y sus sanciones

En 2015 comenzaron las sanciones coercitivas y unilaterales de EE.UU. contra Venezuela, que han cortado el financiamiento a ese país suramericano. En reciente presentación ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el presidente Nicolás Maduro explicó que desde esa ocasión hasta la fecha el bloqueo ha generado pérdidas en 99 por ciento del volumen de ingreso de divisas.

De cada 100 dólares o euros que el país obtenía por la venta de petróleo en 2014, hoy obtiene menos de 1. “Pasamos de 56.000 millones de dólares a menos de 400 millones de dólares el año pasado”, detalló el jefe de Estado.

Esta “guerra no declarada, invisible” y “cruel e inhumana” -como la calificó Maduro- impide “que el Estado disponga de las divisas para adquirir los alimentos, las medicinas, los insumos y materias primas esenciales de la actividad económica”, recalcó.

La caída de los ingresos externos también ha deteriorado los equilibrios macroeconómicos y afectado de modo severo las reservas del país, la balanza comercial, el producto interno, la liquidez monetaria y otros índices, causando graves consecuencias para la economía productiva.

Ataques contra la industria petrolera

Dentro de su política de bloqueo, el Gobierno de EE.UU. ha adoptado numerosas sanciones ilegales y unilaterales contra la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y sus proveedores.

Esas medidas han ocasionado perjuicios a la industria petrolera nacional en su totalidad, principalmente en la esfera de la producción y la refinación de combustible. De acuerdo con Maduro, “entre 2014 y 2019 la producción petrolera de Venezuela cayó 66,5 por ciento”.

Un hito dentro del ataque al sector fue el despojo en 2019 de la empresa Citgo, filial de Pdvsa. En complicidad con la oposición venezolana, EE.UU. endeudó a esa compañía por 1.300 millones de dólares.

Citgo no solo acumulaba activos ascendentes a 7.000 millones de dólares, congelados por la Administración Trump, sino que era la principal empresa refinadora de petróleo y comercializadora de gasolina, lubricantes y petroquímicos que tenía Venezuela en el extranjero.

Otro efecto de las sanciones ha sido impedir que Caracas importe repuestos para la planta tecnológica petrolera -que es de procedencia estadounidense-, así como aditivos químicos necesarios para el refinado de su petróleo extrapesado.

Desde hace meses, además, buques de guerra de EE.UU. pertenecientes al Comando Sur, patrullan aguas del Caribe y han manifestado intención de impedir que tanqueros con combustible arriben a Venezuela.

Según denunció recientemente la Comisión Presidencial, tras “la intención de destruir toda la industria petrolera nacional”, subyace el propósito de “‘producir un periodo de sufrimiento mayor al pueblo'” e incluso “desencadenar hechos violentos que atenten contra la paz de la República”.

Toda esta situación se ha visto agravada por el contrabando de combustible venezolano hacia Colombia.



Esfuerzos para superar la crisis

Desde hace meses el Gobierno venezolano trabaja junto a técnicos y trabajadores del sector petrolero para activar las principales refinerías.

De acuerdo con la Comisión Presidencial, se desarrollan nuevas iniciativas en el proceso de refinación que apuntan a reactivar la producción y sustituir de modo progresivo las importaciones.

Otro resultado de la labor de técnicos y trabajadores petroleros es la reactivación productiva de dos de las principales refinerías, las cuales cubren la demanda nacional en sus distintos rubros. De acuerdo con El Aissami, este esfuerzo también ha garantizado el funcionamiento de todas las áreas productivas de Pdvsa.

El vicepresidente para el área económica informó horas atrás que se realizan intercambios con integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) para garantizar insumos y mantener las refinerías.



En los últimos meses creció la cooperación en el área petrolera con Irán, de donde han arribado a Venezuela varios tanqueros. Entre mayo y junio llegaron cinco buques con 1.5 millones de barriles, y en breve se completará la llegada de otros tres, con una carga estimada de 825.000 barriles.

El martes pasado, el presidente Nicolás Maduro entregó a la ANC el proyecto de Ley Constitucional Antibloqueo, para su aprobación. El propósito de dicha norma es vencer las medidas económicas coercitivas unilaterales impuestas por EE.UU. y brindar mayor calidad de vida al pueblo venezolano.

Esta ley permitirá lograr mecanismos novedosos para impulsar y promover inversiones extranjeras en el sector petrolero, brindar protección jurídica a los inversores y colocar a Pdvsa en condiciones de dar un salto cualitativo.

También te pueden interesar