Bartomeu ve como su apuesta para el banquillo firma por otro club – Don Balón

0 Shares
0
0
0

Josep Bartomeu tenía un plan y un entrenador elegido para sustituir a Quique Setién, incluso antes de la vuelta contra el Nápoles. Si es verdad que la semana pasada el equipo tuvo reunión con el cuerpo técnico y parece que aclararon cosas. Messi habló, de nuevo, después del partido contra el Alavés y dejó entrever que habían hecho borrón y cuenta nueva, por el bien del club, e intentarían hacer un buen papel en la Champions. Sin embargo, cuando acabe la temporada, si el Barça no gana el título, Setién se irá por la puerta de atrás. ¿Quién seguía siendo el favorito para Bartomeu?: Unai Emery.

Apuesta fallida

El técnico vasco está en el paro desde que el Arsenal le despidiera el pasado mes de noviembre tras dos temporadas en Londres. Llegó desde el PSG y no consiguió grandes cosas en el equipo gunnner. La transición de la era post Arsene Wenger no fue nada fácil para el ex técnico sevillista. Un vestuario complicado y unos malos resultados le llevaron a ser cesado pese a que el año pasado, por ejemplo, jugó la final de la Europa League contra el Chelsea.

Unai Emery ha cerrado su contrato con el Villarreal, frente al asombro de todos. No por el destino, que es un buen equipo para él, sino porque el equipo de Castellón había hecho un buen final de año y su entrenador Javier Calleja, por fin había conseguido que su equipo juegue a lo que él quiere. ¿Por qué entonces llega ahora Emery? La respuesta la dio ayer uno de los ayudantes del presidente del equipo amarillo: Emery había firmado su contrato con el Villarreal en marzo.

De este modo podemos comprobar que el ex entrenador del Sevilla, entre otros, ha jugado todo este tiempo con Bartomeu. De haber llegado a un acuerdo con el Barcelona el club culé debería haber pagado una penalización al Villarreal, puesto que a partir del último día de la temporada se convertía en el técnico del club de la Comunidad Valenciana. Hubiera sido otro papelón para un Bartomeu que cada vez tiene más complicado encontrar un sustituto de garantías para Setién.

Desde Barcelona apuntan a que lo más sensato sería dejar a Setién acabar la temporada y valorar después, puesto que llegados a este punto lo más coherente es aguantar a la que fue la apuesta del club tras el cese de Ernesto Valverde. Sin embargo, la junta directiva no quiere ver más a Setién cuando acabe la temporada y surge un miedo: ¿Y si gana la Champions, de casualidad?, ¿cómo justificarían entonces el cese de Setién?

El éxito puede condenar al futuro fracaso

Aunque parezca increíble hay quien desea en la junta directiva que el equipo se la pegue contra el Nápoles o al menos no llegue hasta semifinales o final. De hacerlo, el cambio de ciclo sería más complicado. Hay jugadores como Suárez o Rakitic que sin un título bajo el brazo no pondrán justificar su temporada y acabarán más pronto que tarde fuera del club.

Sea como sea ha vuelto a quedar claro que ahora mismo en el Barcelona reina el desconcierto y la improvisación. Unai Emery ha estado cerca de firmar con ellos cuando ya tenía un precontrato cerrado con el Villarreal. Baretomeu ni lo sabía, y eso también es una muestra más del mal estado de la entidad y de lo perdido que se encuentra el presidente blaugrana.

Por lo tanto, Unai Emery será entrenador del Villarreal y el Barcelona debe seguir buscando un sustituto de garantías para Setién. Hay muchos nombres pero muy pocas certezas, y es que entrenar al Barcelona ahora mismo parece más un marrón que una oportunidad única.

 

También te pueden interesar