Atrapan un tiburón ballena en costas de Anzoátegui – Últimas Noticias

0 Shares
0
0
0

El Ministerio de Ecosocialismo (Minec) informó a través de las redes sociales que un tiburón ballena (Rhincodon typus) fue pescado en playa Maurica, eje costero de Barcelona, zona norte del estado Anzoátegui.

Según la publicación el varamiento y posterior captura del animal ocurrió en horas de la tarde de este martes 11 de agosto.

Tras el hecho, que fue calificado como lamentable por la institución, una comisión del Comando de Vigilancia Costera de la Guardia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se acercó hasta el sitio y remitió un informe de las primeras actuaciones a la Fiscalia 21 con competencia en Defensa Ambiental del estado, a cargo del Fiscal Luis España quien ordenó el inicio de una investigación penal ordinaria.

En la difusión el Minec advierte que “de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), esta es una especie que se encuentra amenazada, específicamente figura en la categoría En Peligro de Extinción (EN) y además desde el 2003 está incluida en el listado de especies prohibidas para la venta emitido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), del cual la República Bolivariana de Venezuela es un Estado signatario”.

Del mismo modo, indicaron “que la venta de este animal está prohibida y es delito. Asimismo, desde el Minec Anzoátegui se informa que el consumo de carne de tiburones representa un peligro para la salud pública, esto debido a los altos niveles de metales pesados que contienen”.

El biólogo y especialista en tiburones en Venezuela Leonardo Sánchez precisó que la carne de los tiburones ballena es mucho más peligrosa que las demás, pues las concentraciones de metales pesados es mucho mayor.

«Su dieta se basa en de fitoplancton, necton, macro algas, kril y bancos de peces pequeños que se pueden encontrar en aguas superficiales donde los metales pesados (producto de las actividades humanas) son más abundantes».

El especialista comentó que por el tamaño del espécimen se puede indicar que tenía aproximadamente unos 15 años, todavía muy joven.

Sánchez enfatizó que matar estos tiburones también atenta con el sustento de muchas otras familias de pescadores que en estados como La Guaira y Aragua, han logrado establecer un negocio turístico promocionando el avistamiento y el nado junto a estos animales que son inofensivos, imponentes y hermosos.

«En Venezuela nos urge actualizar las normativas para la protección de estos animales que son vitales para el equilibrio de los ecosistemas marino costeros», enfatizó.

View this post on Instagram

#11Ago 🎍 Verdaderamente lamentable! Ese es el calificativo que podemos utilizar ante la pesca de un tiburón ballena (Rhincodon typus) que se realizó hoy en costas del estado Anzoátegui, presuntamente en las adyacencias del sector Maurica de Barcelona. De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), esta es una especie que se encuentra en amenazada, específicamente figura en la categoría En Peligro de Extinción (EN) y además desde el 2003 está incluida en el listado de especies prohibidas para la venta emitido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), del cual la República Bolivariana de Venezuela es un Estado signatario. Entiéndase entonces que la venta de este animal está prohibida y es delito. Asimismo, desde el Minec Anzoátegui se informa que el consumo de carne de tiburones representa un peligro para la salud pública, esto debido a los altos niveles de metales pesados que contienen. El biólogo y especialista en tiburones en Venezuela Leonardo Sánchez precisó que la carne de los tiburones ballena es mucho más peligrosa que las demás, pues las concentraciones de metales pesados es mucho mayor. ” Su dieta se basa en de fitoplancton, necton, macro algas, kril y bancos de peces pequeños que se pueden encontrar en aguas superficiales donde los metales pesados (producto de las actividades humanas) son más abundantes”. El especialista comentó que por el tamaño del espécimen se puede indicar que tenía aproximadamente unos 15 años, todavía muy joven. Sánchez enfatizó que matar estos tiburones también atenta con el sustento de muchas otras familias de pescadores que en estados como La Guaira y Aragua, han logrado establecer un negocio turístico promocionando el avistamiento y el nado junto a estos animales que son inofensivos, imponentes y hermosos. “En Venezuela nos urge actualizar las normativas para la protección de estos animales que son vitales para el equilibrio de los ecosistemas marino costeros”, enfatizó. #EstamosDeGuardia 🔎🌿 #FerozPorLaVida ❤🦈🐳 @miecosocialismo @oswaldobarberag @JosueLorca @kahomsi @minpescave

A post shared by MPP Ecosocialismo Anzoategui (@minec_anz) on

También te pueden interesar